23.ABR Martes, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Áncash es tierra de nadie por amenazas y ola de asesinatos

Legislador Juan Díaz Dios denuncia que fiscal que investiga gestión de titular ancashino, César Álvarez, ha sido intimidada.

El titular de Áncash negó estar implicado en el crimen del que fue su principal opositor, el exconsejero Nolasco. (Rafael Cornejo)
El titular de Áncash negó estar implicado en el crimen del que fue su principal opositor, el exconsejero Nolasco. (Rafael Cornejo)

Las intimidaciones y amenazas de muerte a autoridades y magistrados han convertido a Áncash en tierra de nadie. El congresista de Fuerza Popular (FP) Juan José Díaz Dios denunció que la presidenta de la Junta de Fiscales Superiores del Santa, Nancy Moreno, y el procurador anticorrupción de dicha localidad, Richard Asmat, que investigan la gestión del presidente regional, César Álvarez, son amenazados de muerte.

Aunque el legislador no acusó directamente al titular ancashino de estar detrás de estas amenazas, sí consideró que es muy sospechoso que estas intimidaciones se hayan realizado el pasado 14 de marzo, el mismo día que el exconsejero regional Ezequiel Nolasco —principal opositor de la gestión de Álvarez— fue asesinado de cinco balazos en Huacho.

Díaz Dios indicó que la magistrada recibió un sobre cerrado que contenía una bala y en el que le advertían que cuidara de ella y de su familia.

Moreno recordó, incluso, que en julio de 2013 un niño le entregó un sobre manila en el que le indicaban que “deje de fregar… A mí nadie me toca”. También indicó que en diciembre de ese mismo año recibió una corona fúnebre en su oficina con la inscripción: “Expresamos nuestro pésame a la familia Moreno Rivera”.

En el caso del procurador Asmat, en tanto, el parlamentario mencionó que el temor es tal que “las oficinas de la Procuraduría del Santa funcionan a puerta y ventana cerrada. Entran y salen del trabajo todos juntos”.

El legislador también reafirmó que el 80% de la prensa en Áncash está maniatada, como denunció a Perú21 el presidente del Congreso, Freddy Otárola. “Yo lo he vivido en carne propia, en un viaje a Chimbote en el que aconsejé a los vecinos no tener miedo a los sicarios. Recibí una serie de ataques de la prensa que respondían, creo yo, a un mandato de protección o blindaje contra cualquiera que hable fuerte de Álvarez”, aseguró.

[Fredy Otárola: “En Áncash la prensa está maniatada por gobierno regional”]

IMPUNIDAD
Los crímenes a manos de sicarios también se han convertido en una constante en Áncash y han llegado hasta las esferas políticas. Sin embargo, los asesinos a sueldo actúan con total impunidad.

Uno de los asesinatos que más ha conmocionado a esa región es el del exconsejero Nolasco, quien iba a postular a la presidencia regional por Unión por el Perú (UPP).

En julio de 2010, el exaliado de Álvarez sufrió un atentado en el que falleció su hijastro. En esa oportunidad, culpó de este ataque al alcalde del Santa, Luis Arroyo, de las filas de Cuenta Conmigo, partido que lidera el titular ancashino.

Fiorela Nolasco, en tanto, responsabilizó del crimen de su padre a ‘la mafia’ e indicó que esta ha comprado al Ministerio Público, al Poder Judicial y a la Policía de Áncash. “Por eso hay impunidad en las denuncias”, sostuvo.

En Panorama manifestó que su padre culpó a ‘la bestia’ de haber matado a su hermano. Contó que este le dijo que “esa bestia de cuatro cabezas me ha querido matar y ha matado a mi hijo. Él (Álvarez) es más conocido como la bestia, no lo digo yo, lo dice el pueblo”.

Por su parte, Álvarez dio una conferencia de prensa luego de que diversas autoridades dejaran entrever que estaba implicado en el asesinato del exconsejero. Incluso, reconoció que el crimen tenía un móvil político. Sin embargo, aseguró que no tuvo nada que ver y hasta le ofreció apoyo a la hija del exconsejero.

Es más, pidió que se investigue a los candidatos a la presidencia ancashina, pues indicó que ellos serían los más beneficiados con el asesinato de su opositor.

De otro lado, el candidato regional de Juntos por el Cambio, Juan Calderón, quien trabajó como asesor externo de Álvarez hasta 2010, denunció que es constantemente amenazado de muerte por ‘los comandos’.

DATOS

- En julio de 2010, el vicepresidente regional de Áncash, José Luis Sánchez Milla, fue asesinado a balazos por unos sicarios en Trujillo. Él había asumido la presidencia interina debido a que César Álvarez solicitó licencia para postular a la reelección.

- La testigo clave del atentado al exconsejero Ezequiel Nolasco, ocurrido en 2010, Hilda Saldarriaga, fue asesinada de siete balazos por unos sicarios el 11 de julio de 2013.

- En 2012 también fueron ultimados a tiros los alcaldes de Casma, José Montalván, y de Huarmey, Pedro Tapia Marcelo.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.