21.ABR Domingo, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Mujer.21: Erlita Ojeda, de vocación, maestra [FOTOS Y VIDEO]

Foto 2 de 4

Erlita Ojeda, doctora y magíster en Educación, ha dedicado 50 años a la educación y hace un análisis de su situación en el Perú actual.

“Santa Magdalena Sofía Barat decía: ‘Los maestros no estamos para lavar la ropa limpia. No necesita lavarse. Estamos para lavar la ropa sucia’”, reflexiona Erlita Ojeda, gerenta general y fundadora de la editorial Corefo. Un buen maestro, dice con entusiasmo, debe dedicarse a los que tienen más dificultades en los estudios.

“Un buen maestro es aquel que al final del año entrega a todos los niños a un nivel determinado. No solo se dedica a los que son buenos, sino especialmente a los que menos pueden. Y eso falta en algunos maestros. El maestro asigna tareas a los que más saben, ¿y qué pasa con los otros?”, advierte la educadora.

Doris Erlita Ojeda Zañartu llegó muy joven desde la ciudad de Chepén, en el departamento de La Libertad, para estudiar Educación en el Instituto Pedagógico de Monterrico. Erlita quería ser abogada, para defender a la sociedad, pero su destino era enseñar a miles de niños a comprender lo que leen, y a eso ha dedicado su vida.

“La educación, además de adolecer de infraestructura y falta de capacitación docente, también tiene otra falla, que es la familia. Hoy hay muchas familias disfuncionales. Esto no permite que los padres estén abocados a la educación de sus hijos. Muchos papás piensan que por pagar un buen colegio, son ellos los que tienen que hacerse cargo de la educación”, precisa la doctora y magíster en Educación, quien considera que el ejemplo es muy importante para crear un niño lector. “Si un padre lee, el niño también va a leer”.

La fundadora de Corefo aclara que la educación es un triángulo. En uno de sus vértices está el maestro, en otro el padre, y en la principal posición está el alumno-hijo. “Padres y maestros tenemos que trabajar mancomunadamente para que ese hijo-estudiante adquiera todas las cualidades necesarias para que se desarrolle bien en la vida. No solo formamos un buen estudiante para que tenga éxito en la universidad, y en su trabajo”.

Tras dedicarse muchos años a enseñar educación como maestra de secundaria y catedrática, Erlita decidió en 1996 formar una empresa editorial donde pueda entregar libros sobre comprensión lectora y, además, para unir a su familia, ya que tres de sus seis hijos vivían fuera del país.

“Mi tesis de maestría fue la metodología Corefo, que significa un trabajo comprensivo, reflexivo, y de formación en valores. Y mi tesis doctoral fue sobre valores”, cuenta Erlita, quien dio este nombre a su empresa.

Corefo ha obtenido desde el 2003 hasta al 2008 el Premio Iberoamericano a la Calidad Educativa, en el rubro de Mejor Proveedor de Material Educativo. Recibió desde 2005 en adelante seis veces el Premio a la Calidad Educativa Sudamérica de Abiqua, de Brasil. Y desde el 2003 hasta la actualidad ha recibido el Premio Empresa Peruana del Año en el rubro de Mejor Editorial.

Erlita Ojeda valora la vocación del maestro, y su continua preparación. “El docente es el profesional más impulsado por su labor a seguir estudiando toda la vida”. Y precisa la importancia de formar niños lectores pero con un nivel de análisis y de crítica. “Para formar esos ciudadanos críticos que necesitamos”.

Esta nota te puede interesar



Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.

Tags:

Mujer.21