22.FEB Jueves, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

‘Squirting’ o eyaculación femenina: ¿Mito o realidad?

¿Existe el ‘semen’ en la mujer o solo es una emisión involuntaria de orina? Un tema tabú —y por ende, fascinante— que es abordado en un reciente estudio científico.

Estudio analizó la eyaculación femenina o ‘squirting’. (Getty)
Estudio analizó la eyaculación femenina o ‘squirting’. (Getty)

Dentro del vasto campo de dudas que despierta el sexo, la eyaculación femenina o ‘squirting’ ha sido uno de los temas más tabú —y por ende, que más interés despiertan— a través de la historia de la humanidad.

Este fenómeno, llamado por Aristóteles e Hipócrates como el “semen femenino”, el experimentado por entre el 10% y 40% de las mujeres durante el sexo.

Junto con el ‘punto G’ femenino, la descarga de líquidos en la mujer durante el punto máximo de excitación ha sido objeto de estudio y de suspicacia. ¿Es que existe la eyaculación femenina o es simplemente una descarga de orina?

Un reciente estudio publicado en Francia podría ayudar a entender mejor el tema del ‘squirting’ o eyaculación femenina, retratada —con exageración muchas veces, por supuesto— en la industria del porno.

[Los misterios del ‘squirting’ o eyaculación femenina]

ESTUDIO DEL FENÓMENO
Los investigadores reclutaron a 7 mujeres que aseguraban ‘eyacular’ lo equivalente a un vaso de agua durante el orgasmo —cantidad suficiente para mojar de manera evidente las sábanas — y las sometieron a una serie de análisis químicos y ultrasonidos.

Primero, estas tuvieron que proveer una muestra de orina y luego someterse a un ultrasonido para confirmar que estaban con la vejiga vacía. Luego, las mujeres fueron estimuladas sexualmente hasta el punto en que se les practicó un segundo ultrasonido.

Finalmente, las pacientes volvieron a estimularse sexualmente hasta llegar al orgasmo, eyacular y finalmente pasar por un tercer ultrasonido que revisó el estado de su vejiga. Además, se recolectó una muestra del líquido producto de la eyaculación.

Según informa The Independent, los resultados fueron los siguientes: mientras que el primer ultrasonido demostró que las mujeres tenían la vejiga vacía al momento de iniciar su estimulación sexual, el segundo examen —practicado cerca al orgasmo— mostró que sus vejigas se habían llenado de orina.

El tercer ultrasonido, después de llegar al clímax, reveló que la descarga se había producido y que las vejigas estaban vacías. Esto solo sugiere que en el caso de estas mujeres, la descarga era más que nada, orina.

Sin embargo, dentro de este grupo hubo algunas diferencias. Mientras que para 2 de estas ‘squirters’, se demostró que sólo “eyaculaban” orina, en el caso de las otras 5 el análisis indicó que si bien gran parte del fluido era orina, también contenía andrógenos propios de la próstata (PSA) originados en las glándulas de Skene.

CONCLUSIÓN
Para los estudiosos, el resultado del análisis indica que gran parte de los fluidos propios de la eyaculación femenina son orina, emitida de una forma involuntaria.

Sin embargo, la pequeña presencia de PSA es un residuo de la “verdadera” eyaculación femenina, obtenido tras la estimulación del ‘punto G’ femenino, ubicado en la pared frontal de la vagina.

Aunque no hay resultados claros, los científicos recomiendan orinar antes de iniciar una relación sexual en el caso que el ‘squirting’ represente algún problema.

Adaptado de The Independent. Puedes ver el artículo original aquí.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.