23.MAY Jueves, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

La experiencia de visitar un sex shop

Ir a una tienda de productos sexuales no es fácil. Implica vencer el miedo a explorar un espacio vinculado al tabú.

No es necesario tener pareja para ir a un sex shop. (USI)
No es necesario tener pareja para ir a un sex shop. (USI)

Ir a una tienda de productos sexuales no es fácil. Implica vencer el miedo a explorar un espacio vinculado al tabú. Una cosa es ver un vibrador en una página web, pero otra distinta es ir personalmente y averiguar cómo funciona.

Pensar en que uno se puede ruborizar o tartamudear a la hora de hablar con un vendedor anula las ganas de ojear en vivo aparatos que mejoran la vida íntima. Además, qué vergüenza si algún conocido nos ve ingresar al local…

EXPERIENCIA DIVERTIDA
Se vive un auge de ventas de productos por Internet. Entonces, ¿es necesario visitar una tienda física de juguetes sexuales? “Tiene varias ventajas”, afirma Stephany (29). “Si bien hay portales nacionales que te llevan los productos a tu casa, la gracia de ir a un sex shop es, precisamente, ir. La experiencia de estar en un lugar así, fuera de lo común, que carga con el estigma de lo prohibido, es estimulante. Mejor aún si vas con tu pareja. Cuando fui con mi esposo, nos matamos de risa”, agrega.

PRIMERA Y ÚLTIMA
“Fui una sola vez a un sex shop y para mí fue suficiente”, confiesa Beto (38). “Fui porque quería hacerle un regalo distinto a mi enamorada de ese entonces. Una amiga suya me sugirió que podía sorprenderla con un vibrador de colores y cinco velocidades que había visto en un programa de cable. Decidí ir a una tienda. Fue una experiencia terrible, porque a la salida me encontré con mi suegra. ¿Qué hacía ahí?”.

CONSEJO ÚTIL
“Hay que saber adónde ir”, advierte Noelit (35). “Algunas tiendas aquí en Lima, ubicadas en galerías comerciales, dan miedo. Por suerte, una amiga me recomendó una tienda de confianza. Era tan tranquila y surtida que parecía la bodega de mi barrio”, agrega.

APRENDIZAJE
“Otra ventaja es que descubres dispositivos que no sabías que existían”, señala Luis Alfredo (32). “Internet es una buena guía para saber cuáles son los juguetes más populares y cuáles los más novedosos, pero poder tener a alguien que te explique y te dé ideas es mejor. He ido dos veces con mi señora y, a pesar de que tenía vergüenza la primera vez, reconozco que aprendí cosas nuevas”.

CALIDAD
“Un detalle importante para tomar en cuenta: la calidad de los productos”, dice Joanna (26). “Mi consejo es ir primero, tomar nota de los nombres y modelos de los juguetes y, luego, buscar referencias. Hay foros en Internet que hablan sobre marcas, materiales, en fin, así que no estaría mal cotejar esa información antes de comprar. Hay juguetes muy baratos, pero que no duran”.

Tenga en cuenta que no es necesario tener pareja para ir a un sex shop. En estas tiendas, hay productos para disfrutar en solitario. Asimismo, para quienes prefieren no salir de casa el portal Amazon cuenta con una surtida oferta de juguetes eróticos. Como para darle un vistazo.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.