09.MAY Domingo, 2021
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Donald Trump, el candidato republicano a la presidencia de EE.UU., es un nacionalista a la norteamericana; lo que se diría, en jerga política peruana, un outsider, un marginal con respecto a la clase política de USA. Trump es un personaje que, en términos actuales, ha tenido “éxito”. No obstante, representa a aquellos que, como producto de la globalización financiera y tecnológica, comienzan a ser claramente perdedores en EE.UU. Porque también la primera potencia del mundo tiene perdedores golpeados por la crisis –no se han recuperado de aquella de 2008-2009– y de la competencia global liderada por el capital financiero.

En Latinoamérica, Trump sería una especie de Hugo Chávez de extrema derecha: proteccionista, intervencionista, lejano a la idea de que la competencia y el mercado son perfectos.

Trump tiene dos propuestas centrales: fortalecer la economía interna y replantear la política exterior de su país sobre la base de que no puede seguir siendo “la policía” del mundo.

El primer planteamiento lo lleva a enfrentar los tratados de libre comercio, que, según él, han generado pérdida de empleos para los estadounidenses. Igualmente, a tener una política de visos fascistas contra la migración, en particular contra la mexicana; y a proponer el retorno a Estados Unidos de inversiones y puestos de trabajo que se han ido a países como México y China.

El segundo eje –la conciencia de que EE.UU. no puede seguir siendo la policía del mundo– explica por qué reclama que los europeos sean los principales sostenedores de la OTAN; que los japoneses velen por su seguridad; que los rusos puedan bombardear al ISIS; y que países como Alemania sean los encargados de velar por la seguridad en su entorno continental. Así, un triunfo de Trump traería dos consecuencias radicales: un cambio sustantivo de la política exterior de EE.UU. y un cuestionamiento frontal –debido a su proteccionismo– a postulados centrales del modelo neoliberal.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.