13.JUN Jueves, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

La realidad y la población le han dado una sonora y contundente respuesta al ministro del Interior, Daniel Urresti, por las declaraciones en las que señaló que el sicariato solo debe preocuparles a los delincuentes.

En Junín, la esposa de un periodista radial fue asesinada por un sicario que le disparó un balazo en el tórax. El delincuente fue a la emisora para amedrentar al hombre de prensa para que deje de criticar a grupos radicales y traficantes de tierras. ¿Era esta madre de cuatro hijos una delincuente? No. ¿Lo era el periodista? No. Todo lo contrario: ambos eran ciudadanos preocupados por lo que estaba pasando en el distrito de Perené, en Chanchamayo. Este caso se suma a muchos otros recientes asesinatos en los que las víctimas no eran delincuentes.

Asimismo, la última encuesta de Ipsos Perú señala que, para la población de Lima, el sicariato (asesinato a sueldo) es la modalidad delictiva que más le preocupa después del robo o hurto al paso, y al mismo nivel que el asalto con armas de fuego. Y, es más, el 92% de los limeños señala que el sicariato es un problema grave de seguridad en el país.

Las preguntas caen de maduras. ¿De dónde obtiene la información el ministro del Interior para dar sus informes y declaraciones?, ¿es con esta información –aparentemente desconectada de la realidad– que el ministro prepara sus planes operativos contra la delincuencia?, ¿tiene la Policía la misma información?, ¿qué dirá el presidente de la República –quien respalda a su ministro– después de saber lo que pasa en la cruda realidad y de conocer lo que dice la población?

El trabajo al frente del Ministerio del Interior y de la Policía Nacional requiere de mucha responsabilidad y seriedad.

No es para tomarlo a la ligera, al juego ni a la broma. La vida de muchas personas depende de esa labor. Por eso sería bueno que el presidente de la República, Ollanta Humala, y su ministro se tomen su tiempo para hablarle en serio al país.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.