09.MAY Domingo, 2021
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Se equivoca la ministra de Justicia al decir que la cómoda estancia médica del procesado Martín Belaunde Lossio (MBL), vinculado a la corrupción de gran escala, solo respeta su derecho a la salud. Anteriormente ella defendió con ardor a un regidor ‘pegalón’ de su partido. Desbarró. También con la Ley de Transparencia que viene de publicarse. Para los entendidos, es peor que la anterior, no transparenta nada y sepulta mucho.

La ministra nos dejó patidifusos con sus recientes declaraciones afirmando que, como MBL tiene plata, baila con la suya, atendiéndose en una clínica de escasísimo movimiento. Que sepamos, ni el INPE ni el Minjus la han evaluado. Si ella conoce a algún preso hospitalizado 9 meses sin tener enfermedad grave, que lo diga, favorecerá la transparencia. ¿Cuántos enfermos con cáncer avanzado hay en prisión? Lo más desopilante de sus declaraciones es que, en julio, el INPE le informa que MBL está curado y que en cinco días retornaría a la cárcel. Oh, hado, al cuarto día Belaunde Lossio, por arte de birlibirloque, se opera de la columna unilateralmente. Ojo, ingresó por el corazón y terminó con la columna incurable.

¿El INPE autorizó la intervención? Esta le causó una infección. Dice la ministra que “la herida olía mal y que todo está documentado”. ¿Médicos del INPE lo confirmaron? A los pacientes no se les evalúa por un informe escrito, se les examina. Pero a la ministra le basta. Bien por ella, mal por la lucha contra la corruptela. El ya no ya es cuando afirma que el abogado de Belaunde Lossio cuestionaba tanto a los médicos del INPE que ella –harta ya de estar harta, como canta Serrat– le sopla la pluma al Poder Judicial (PJ) porque “no puedo estar peleando todo el tiempo con el abogado de MBL, será el Poder Judicial quien decida si se puede quedar dos meses más”, fijando ella un plazo.

El abogado de MBL pidió en noviembre que se cambie la prisión preventiva por arresto hospitalario. Lo reiteró dos días atrás. Dice que deberá quedarse en la dudosa clínica hasta… julio. ‘Patapúfete’. Será el PJ quien dictamine en una semana. El Minjus y el INPE no tienen arte ni parte. Aquel que le robó al país, fugó y recibió dinero de una periodista ya se operó tres veces. Vaya que goza del derecho a la salud.

Recién la titular de Justicia invita a congresistas a visitar a MBL, aunque es su ‘chamba’. Ellos nunca recibieron la documentación médica del caso. Recalca la ministra que los procuradores y el INPE son ‘recontrautónomos’, pero a ninguno le interesaba este psicotrópico caso, a la Fiscalía sí. Tampoco atinan frente al desmadre existente en el Ejército con los ilegales ascensos, de obvia corrupción. Nadine Heredia es igual a Martín Belaunde Lossio. La lucha anticorrupción está de capa caída. La protección es clara, las razones aún no.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.