09.MAY Domingo, 2021
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

“Aunque ha habido intentos de articular a Lima y Callao en temas como la gestión del transporte, estos esfuerzos han fracasado”.

No es ningún secreto que Lima y Callao conforman una sola área metropolitana. Tampoco es ningún secreto que implementar políticas urbanas coordinadas e integradas entre ambas jurisdicciones es casi imposible. O no se ponen de acuerdo o promueven acciones contrarias, perjudicándose la una a la otra, pero –quizá sin darse cuenta– metiéndose cabe a sí mismas. Esto es aún más grave, ya que en ellas habitan más de 10 millones de personas y se habrían convertido en una megaciudad sin darse por enteradas. Evidentemente, su desarrollo no podrá ser exitoso de no articular una estrategia de planificación y gestión conjunta que, hasta el momento, no parece importarles.

Las últimas dos semanas tuve el privilegio de participar en el Metro Lab del Massachusetts Institute of Technology-MIT en Boston, donde justamente se abordaron las dificultades de administrar metrópolis en las que los territorios no conocen de límites jurisdiccionales y los flujos urbanos –continuos o discontinuos– tampoco. Además, se presentaron experiencias exitosas de gobernanza urbana como los casos de Nueva York o París y se buscó identificar los obstáculos y carencias existentes para intentar comprender cómo deben enfrentarse los problemas a una escala metropolitana y cómo relacionarse con los otros niveles de gobierno.

La tarea no es nada fácil, pero es obligatoria. Aunque ha habido intentos de articular a Lima y Callao en temas como la gestión del transporte, estos esfuerzos han fracasado. Es así que propongo impulsar una Coalición que facilite y habilite una correcta planificación integral de ambos territorios para garantizar que nosotros, en un futuro cercano, podamos vivir bien en la metrópoli. En esta coalición podrían participar todos aquellos que tengan un interés en contribuir al desarrollo de ambas ciudades y, por supuesto, los vecinos –debidamente representados– serán una pieza clave en el proceso junto con los gobiernos locales respectivos. El objetivo es evitar que los cambios políticos detengan el proceso de desarrollo del área metropolitana de Lima y Callao y la visión que se construya colaborativamente.

En el afán de concretar esta coalición, desde Lima Cómo Vamos damos el primer paso. A partir de este 2017, nuestro trabajo de monitoreo a la calidad de vida urbana no se centrará solamente en la capital, sino que incluirá al Callao.

Son bienvenidos quienes quieran acompañarnos en este proceso para hacer del área metropolitana de Lima y Callao una megaciudad que sea sostenible y nos ofrezca calidad de vida. Como siempre digo, nada cuesta soñar.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.