06.MAY Jueves, 2021
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Es innegable que la lesión de la capa de ozono origina muchos cambios a nivel del clima, pero, además, es la principal razón por la que hoy en día existe mayor número de casos de personas afectadas con cáncer de piel, desde el carcinoma basocelular, siendo el más frecuente en el Perú, hasta el melanoma maligno, con terribles consecuencias para la salud. La prevención sigue siendo la mejor forma de poder cuidarnos. El uso de herramientas como el bloqueador solar en forma continua, sobre todo en temporada de verano en zonas más expuestas, como manos, cara, cuello, cuero cabelludo, orejas, es primordial. Además, practicar el hábito de usar gorro y lentes es básico. Recordemos también que la luz solar impacta sobre la retina y puede llevar a problemas oftalmológicos a largo plazo. La ubicación de lesiones pigmentadas en la piel o manchas que aparecen es básica para poder hacer diagnóstico temprano. Por ejemplo, si encontramos una mancha rara que ha ido incrementando de tamaño, posee bordes irregulares, cambia de color o sangra, es motivo para buscar un especialista y revisarlos. Muchos de estos problemas, detectados rápidamente, son curables. Otro problema que nos origina la radiación solar son las quemaduras, que pueden llevar a que las personas tengan un proceso de envejecimiento cutáneo más rápido de lo normal y así la aparición de arrugas y flacidez. Por eso, es importante el bloqueador solar con retoques continuos, sobre todo si se usa piscina o se ingresa al mar. Asimismo, las manchas posimpacto solar son frecuentes y muchas veces irreversibles, dado el daño que causan en el ADN de la piel. Su tratamiento es difícil y pasa por la aplicación de cremas despigmentantes hasta el uso de láser. La mejor forma de cuidarnos frente a los rayos UVA y UBV es mediante la prevención y, además, buscando no exponernos en horas punta. Va desde el mediodía hasta las 3 p.m. Ojo que si lo hacemos para disfrutar del verano, siempre con bloqueador solar, gorro y lentes.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.