06.MAY Jueves, 2021
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Ya desde hace muchos años se le viene prestando mayor importancia a la actividad física, la cual nos trae beneficios para la salud en todos los órganos y sistemas de nuestro organismo. El moverse logra que rompamos el sedentarismo, que hoy en día es uno de los factores que predisponen a cientos de enfermedades degenerativas que nos envejecen y enferman.

Son conocidos los beneficios a nivel cardiovascular, ya que mantiene una presión arterial y frecuencia cardíaca bajas, lo que logra que frente a una situación de estrés estas dos no suban de forma brusca y produzcan problemas como hipertensión arterial, infartos, accidentes cerebro vasculares, entre otros. A nivel respiratorio, activa nuestro mecanismo de ventilación y así podemos oxigenar de una mejor forma nuestro cerebro; a nivel metabólico, logra incrementar la temperatura del cuerpo y así acelerar la quema calórica, como la eliminación de grasa del organismo y con esto combatir la obesidad, terrible enfermedad que más adelante conduce a diabetes por ejemplo. Los efectos a nivel del transporte de sangre son fantásticos, ya que así los nutrientes llegan más rápido a todos los rincones del organismo. A nivel sexual, es conocido que mejora la libido y la erección en pacientes después de los 50 años. Asimismo, en mujeres ayuda a controlar los síntomas producto de la baja hormonal en la menopausia. Muchas otras enfermedades producto del estrés como la gastritis, estreñimiento, alopecia, dermatitis e inmunosupresión se pueden prevenir con la práctica de actividad física continua.

Se debe realizar 30 minutos diarios de actividad física aeróbica, lo que se logra con una caminata, trote, montar bicicleta, por ejemplo; asimismo, dos a tres veces por semana 40 minutos de actividad física anaeróbica, que se logra levantando pesas o con ejercicios funcionales para fortalecer nuestros músculos, los cuales nos ayudan al desplazamiento durante toda la vida y, por último, los estiramientos 10 minutos cinco veces por semana para prevenir dolores a nivel cervical o lumbar.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.