08.MAY Sábado, 2021
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Abogada

Fiel a su misoginia, el cardenal Cipriani no perdió la ocasión de referirse a la postura de las titulares de las carteras de Salud, Mujer y Justicia sobre la anticoncepción oral de emergencia, declarando que “el presidente PPK no tuvo en su agenda nunca estos temas y ahora le han salido unas ministras respondonas (…) una tras otra, empujando una agenda que el Perú no quiere”.

Deducimos entonces que, para el cardenal, las mujeres que sustentan de manera pública y enérgica una posición son “respondonas” y seguramente también problemáticas, revoltosas e histéricas. Y ¿frente a quién son respondonas? ¿Ante la sacrosanta investidura del cardenal y la divina Iglesia católica, que en un Estado laico no debería importar absolutamente nada para elaborar políticas públicas? ¿Por qué no dirige el cardenal la crítica al presidente sino a las mujeres ministras? Sin duda, porque en su mente las mujeres debemos ser calladas y sumisas.

El Perú necesita más mujeres respondonas.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.