18.MAY Martes, 2021
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Cada vez que se difunde, con el propósito de visibilizar el problema de la violencia de género, la noticia de un feminicidio o tentativa de feminicidio que insinúa como causa del mismo el que la víctima no le haya lavado, cocinado o planchado la ropa a su pareja, como por arte de magia aparecen individuos que enarbolan el discurso de “no todos los hombres”.

Esta postura consiste en desconocer la sociedad patriarcal y machista en la que vivimos, que ubica a la mujer en una posición de inferioridad y sometimiento en la que no es considerada merecedora del suficiente respeto como para no atentar contra su integridad física, psicológica y sexual. En esa línea, buscan señalar que estos casos son aislados y perpetrados por enfermos mentales que nada tienen que ver con el común de los hombres nacidos en esta generosa tierra. Lamento informarles que los feminicidas son hombres sanos; la enferma es nuestra sociedad que los cría, y no sanará hasta que reconozcamos el problema.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.