08.MAY Sábado, 2021
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

La conductora de televisión Janet Barboza subió a la red social Instagram una fotografía en ropa deportiva y sin nada de maquillaje. Ese hecho trivial se volvió noticia dados los comentarios recibidos por Barboza: “Qué fea eres sin los kilos de maquillaje, no deberías tomarte esas fotos”, “noooooo… malo, se te ve fatal”, “qué te pasó, y tantos tratamientos que te haces, te ves fatal sin maquillaje”, “qué fea… todo lo que hace el maquillaje”. Es casi un acto de coraje y valentía que una mujer, más aun si pasa los 40 años, publique una fotografía suya con la cara lavada. Pareciera que existe una ley divina o humana que nos impone la obligación de andar maquilladas desde que nos levantamos hasta que nos acostamos. Las sociedades machistas demandan mujeres estéticamente perfectas, o al menos lo más cercano al ideal tradicional de belleza que el dinero pueda pagar. Caso contrario, ofendemos a la gente con nuestra naturalidad, estafamos a anónimos jueces de concurso de belleza.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.