18.MAY Martes, 2021
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

“Después se preguntan por qué una los descuartiza”. “Perro”. “Puto”. “Yo que la novia cachuda lo meto a un prostíbulo”. La avalancha de comentarios en redes sociales contra #LordCoralino, el joven mexicano de 20 años que fue captado besándose con una mujer distinta a su novia en su despedida de soltero, ha sido realmente brutal. La fotografía de su “pecado”, subida por sus propios amigos a la red, se viralizó inmediatamente hasta convertirse en tendencia en Facebook y Twitter, dio el salto a los medios tradicionales, quienes se regodearon con la noticia, y provocó la cancelación de su boda.

Todo esto es, obviamente, ficción. Que un hombre cometa una infidelidad en su despedida de soltero es algo tan normalizado que nadie levantaría ni media ceja por ello, ni tendría ninguna relevancia mediática. Pero cuando se trata de #LadyCoralina –o de Yahaira Plascencia, en versión local- saquémoslas de los pelos a la plaza pública para lapidarlas. El machismo y su doble estándar.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.