03.MAR Domingo, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

1).- Cuando Lava Jato explotó en Brasil y se involucró a los gobiernos de Toledo, García y Humala, en noviembre de 2015, se formó en el Congreso una comisión de investigación. La presidió el congresista Juan Pari (DyD) y estaba conformada por congresistas de PP, Apra, Nacionalismo y FP. Al finalizar su plazo, en junio de 2016, se presentaron tres informes: Según Pari, Mulder impidió, al bloquear el informe en mayoría, que el tema se discutiera en el Pleno del Congreso.

2).- Tampoco se vio en un Pleno extraordinario, por falta de firmas, ¡Ojo, pestaña y oreja!, pasándolos al archivo. Juan Pari mandó su informe a la Fiscalía, donde se señalan los indicios de corrupción con Odebrecht en la Interoceánica Sur, Irrigación de Olmos, Gasoducto del Sur, Línea Amarilla y el by-pass (28 de Julio). Muchos apostaron por el silencio.

3).- Pero en política también se sienten temblores y a veces se sufre algún terremoto con graves consecuencias. Según da cuenta EC (22.12.16), la gigante constructora brasilera –Odebrecht– ha aceptado que pagó US$29 millones a funcionarios de nuestro país como coima y que se benefició con US$143 millones (ganancias ilegales). Esto durante el período 2005-2009, utilizando la información del sistema bancario USA.

4).- Se considera que estas inversiones fueron la Interoceánica Sur (Iirsa) (2005) y el Metro de Lima (2009), que juntas alcanzaban poco más de US$1,300 millones, y la coima alcanzaría al 2.2% de la inversión.

En LR del mismo día se da cuenta de que las inversiones totales de Odebrecht en nuestro país (2005-2014) alcanzarían los US$12,624 millones, lo que –suponiendo la misma relación entre la ganancia ilegal y la corrupción– alcanzaría a US$277 millones. Sospechamos que no se lograron con coimas de “algunos funcionarios”.

5).- Feliz Navidad.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.