25.MAY Sábado, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Pakistán: 141 muertos por ataque talibán a escuela de Peshawar

Foto 1 de 4

El grupo terrorista Tehrik-e-Taliban Pakistan se adjudicó masacre en la que murieron 132 menores de edad.

La toma de una escuela gestionada por el Ejército en la ciudad de Peshawar (Pakistán) dejó 141 muertos, la mayoría menores de edad. La masacre se la adjudicó el grupo Tehrik-e-Taliban Pakistan (TTP).

[ACTUALIZACIÓN 11:30 AM.]
Un total de 141 personas, entre ellas 132 niños, murieron este martes en un atentado talibán contra una escuela para hijos de militares en Peshawar (Pakistán), en el ataque terrorista más sangriento de la historia del país, anunció el Ejército.

El anterior récord se remontaba a diciembre de 2007, cuando murieron en un atentado en Karachi 139 muertos, entre ellos la ex primera ministra Benazir Bhutto, que acababa de volver a Pakistán.

En el atentado cometido por un comando talibán resultaron heridas 124 personas, de las cuales 121 niños, precisó el portavoz del Ejército, el general Asim Bajwa, en una rueda de prensa en Peshawar.

Según él, “los terroristas empezaron a disparar de forma indiscriminada en cuanto entraron en la escuela, y no tenían ninguna intención de tomar rehenes”.

Los asaltantes “llevaban todos chaquetas suicidas (llenas de explosivos), municiones y comida para varios días”, añadió el portavoz, que no sabía cuántos fueron abatidos por las fuerzas del orden ni cuántos se hicieron estallar.

[ACTUALIZACIÓN 9:15 AM.]
Tras 5 horas de enfrentamientos, el Ejército y la policía de Pakistán dieron por terminada la toma de rehenes en una escuela en Peshawar, protagonizada por talibanes y que dejó al menos 132 muertos, la mayoría menores de edad.

Los 6 atacantes están muertos, confirmó un comunicado militar. “El edificio ya es seguro”, se añadió, después de que las tropas registraran todo el lugar en busca de bombas.

Según los militares, “5 extremistas fueron abatidos por los comandos y uno detonó un chaleco explosivo al ser rodeado por las tropas”.

Los talibanes atacaron la escuela administrada por el Ejército y tomaron a unos 500 alumnos y profesores como rehenes, a los que mantenían encerrados en un auditorio.

Las fuerzas de seguridad iniciaron una operación poco después del inicio del ataque, anunció Pervaiz Khattak, ministro jefe de la provincia de Khyber-Pakhtunkhwa. El área fue acordonada y los helicópteros sobrevolaban la zona.

El grupo Tehrik-e-Taliban Pakistan (TTP) se adjudicó el ataque y aseguró que la masacre es una represalia por el sufrimiento de sus familias debido la ofensiva del ejército en las zonas tribales del noroeste de Pakistán.

“Nosotros llevamos a cabo este ataque después de una investigación que indicó que los niños de varios altos responsables del Ejército estudiaban en esa escuela”, explicó a la agencia AFP Muhamad Jurasani, un portavoz del TPP, al revindicar el asalto.

Según testigos, los atacantes pasaron de clase en clase para matar a los niños con un disparo en la cabeza, y por lo menos uno de ellos hizo estallar la bomba que llevaba encima.

[NOTA ORIGINAL 7:45 AM.]
Al menos 126 personas, la gran mayoría niños, murieron y 80 resultaron heridas en un ataque talibán contra un colegio gestionado por el Ejército de la ciudad de Peshawar (Pakistán) que aún continúa, informó un portavoz del Gobierno provincial.

El portavoz de la provincia de Khyber Pakhtunkhwa, Abdul Manan, dijo a las televisiones locales que 121 de los fallecidos son niños.

El ataque comenzó cuando 10 insurgentes vestidos con uniformes del Ejército entraron en la escuela y abrieron fuego y lanzaron granadas contra niños y profesores, dijo el portavoz de la Policía de Peshawar, Seid Wali.

El director general de la oficina de relaciones públicas del Ejército (ISPR), Asim Bajwal, dijo en Twitter que hasta el momento “cinco terroristas” fueron abatidos en la operación de rescate y que solo queda uno de los cuatro bloques del complejo educativo por registrar.

Pese a que gran parte de los estudiantes y de los profesores fueron evacuados del colegio, el policía Imtiaz Ahmed Bacha dijo a la agencia Efe que aún quedan niños rehenes en manos de los talibanes.

El principal grupo talibán paquistaní, el Tehrik-e-Taliban Pakistan (TTP), reivindicó el ataque y lo justificó alegando que para el “Ejército nuestras familias son objetivos” en las operaciones militares lanzadas contra los insurgentes en las zonas tribales de Waziristán del Norte y Khyber.

El Ejército paquistaní desarrolla una campaña desde junio contra enclaves en las regiones de Waziristán y Kyhber con continuos bombardeos y operaciones terrestres que, según fuentes oficiales, causaron más de 1,000 muertos.

El primer ministro de Pakistán, Nawaz Sharif, tildó de “tragedia nacional” el ataque y aseguró que “la pérdida de niños inocentes es la pérdida de una nación”.

El coordinador de Naciones Unidas en Pakistán, Timo Pakkala, calificó de “bárbaro” y “acto de crueldad” el ataque.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.