15.ABR Lunes, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Afganistán: Conoce la dieta "de altura" de los nómadas kirguises [Fotos]

Foto 1 de 7

El fotógrafo Matthieu Paley registró cómo sobrevive este pueblo en la Cordillera del Parmir, donde ningún cultivo crece.

Los nómadas kirguises de Afganistán desarrollan sus vidas en la inhóspita Cordillera del Parmir, donde ningún cultivo crece –salvo cebollas salvajes y pasto para su ganado–, por lo que dependen del trueque y de la crianza de cabras, ovejas y yaks.

El fotógrafo francés Matthieu Paley registró las costumbres de este pueblo durante más de 10 años para National Geographic y cómo este hostil entorno influye en la alimentación de esta comunidad.

  • Los nómadas kirguises son originarios de Siberia, pero como su estilo de vida se centra en sus rebaños, siempre está buscando buenas tierras de pastoreo y muchas veces terminan en lo más alto del Pamir en Afganistán.
  • A menudo nieva en verano y las temperaturas descienden a -40 °C en invierno. Como no hay madera ahí, el combustible se obtiene principalmente del estiércol.
  • A menudo beben grandes cantidades de té salado con leche, que los ayuda a mantenerse rehidratados a esa altitud. Este condimento está disponible en forma de sal de roca.
  • La leche de yak y de cabra se hierven durante horas hasta obtener una pasta que seca al sol sobre la yurta. La cuajada seca se llama kurut y se usa en sopas durante ek invierno, cuando no hay otros productos lácteos disponibles.
  • Los kirguises comen un pan plano llamado “no” o chapati. Para conseguir harina, necesitan ir en caravana por más de una semana para cambiar sus ejemplares por este insumo en las aldeas bajas.

En invierno, hacen el descenso por el congelado río Wakhan y muchos han muerto durante este periplo.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.