22.MAY Miércoles, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Manifestantes contra proyecto minero Las Bambas cumplen 10 días de huelga de hambre en Lima

Foto 1 de 5

Treinta comuneros llegaron desde Apurímac a comienzos de marzo y se han instalado en los exteriores de la Defensoría del Pueblo para reclamar un diálogo con la empresa.

Pablo Vilcachagua

Pablo Vilcachagua

@pablovil

Un hombre es cargado en brazos por cuatro de sus compañeros. No dice nada, hace uno que otro gemido, apenas puede mantenerse en pie. Los jóvenes que lo acompañan no lo dejan caer, lo sujetan mientras un cuarto detiene un taxi. “Hasta el Hospital Dos de Mayo”, pregunta, mientras cuenta las monedas de su bolsillo.

Mario Criollo no aguantó. Es su décimo día en huelga de hambre y sus labios lucen resecos. Parece salir de un sueño, sus ojos apenas se abren. Su polo amarillo suda chorros de agua y el blue jean luce desaliñado. Este apurimeño es uno de los 10 comuneros que iniciaron esta cruda medida de protesta el 28 de marzo pasado contra uno de los más importantes proyectos mineros del país: Las Bambas.

[Las Bambas: Las dos caras del conflicto por el proyecto minero]

Pero el cuerpo no entiende de reclamos. Mario abandona hoy el ayuno. Es llevado de emergencia al hospital Dos de Mayo. La deshidratación fue su principal enemigo. Sus compañeros continuarán la protesta. Permanecerán exigiendo a la afueras de la Defensoría del Pueblo, en el Centro de Lima, donde se han instalado desde hace más de un mes.

PROTESTA MAYOR
Pero la manifestación en Lima forma parte de una huelga mayor. En Apurimac, en estos momentos, centenares de campesinos de 47 comunidades de la provincia de Cotabambas protestan contra el proyecto minero Las Bambas, ejecutado por la empresa MMG. La medida de protesta va camino a radicalizarse y es la continuación de una realizada en setiembre, la cual ocasionó 4 muertos.

[Las Bambas: Ya son 4 los muertos por protesta contra proyecto minero]

Los motivos son varios, pero se agrupan en los cambios lamentables de sus modos de vida desde que la minera de cobre inició operaciones en la provincia de Cotabambas: la contaminación de sus ríos, del suelo y aire ha ocasionado que sus animales mueran, que la tierra no produzca y que los recursos escaseen.

Pero su mayor pedido se resumen en dialogar con representantes de las minera.

CAMINO A LIMA
En forma paralela a la protesta en Apurímac, 30 comuneros decidieron llegar a Lima. “Allá encontraremos justicia”, imaginaron. Con bultos a sus espaldas, iniciaron el camino a pie el pasado 5 de marzo y tras 8 días de recorrido llegaron a la capital. Sin embargo, la continuación de sus lamentos estaría por seguir.

“Llegamos con la idea de que aquí nos harían caso. Hemos ido a la PCM, Ministerio de Energía y Minas, a la sede de MMG, pero no hemos encontrado verdadero apoyo. Nos escuchan, nos reciben pero no nos han dado soluciones concretas”, explica, María Ccoropuna, otra de las manifestantes, con una indignación tallada en los ojos.

Al llegar, se instalaron a las afueras de la Defensoría del Pueblo, en el Centro de Lima. La pequeña plaza afuera de la institución se ha convertido en su centro de operaciones mientras exigen un diálogo con las autoridades.

[Las Bambas: Se realizarán talleres informáticos para que comunidades confíen en proyecto]

María Ccoropuna es presidenta de la comunidad de Chuycuni. Su asociación no firmó nunca con la minera, pero si ha resultado afectada directamente. “En el río Challhuahuacho había, ranas, truchas y otros peces. Todos han muerto porque el agua se ha secado”, explica sobre uno de los afluentes que recorría su comunidad.

Américo Quispe es otro de los protestantes. No pudo participar de la huelga de hambre porque tiene el encargo de hacer las gestiones para encontrar una solución. Cuenta que extraña a su pequeña, a la que dejó en la comunidad de Ccasa por viajar a Lima.

Este joven también grafica uno de sus reclamos. “Las máquinas del proyecto levantan a diario una enorme polvareda. Estos desechos terminan asentándose en los pastos de los cerros, que a su vez sirven de alimento para los animales. Ellos lo comen y terminan muriéndose”, explica.

APOYO
María sonríe un poco al contar que en los últimos días varios grupos de jóvenes les han llevado víveres para sobrevivir en Lima por unos días. Bidones de agua se ve en el lugar que está repleto de mantas, maletas, pancartas y frazadas. Una carpa también se ha levantado y sirve de almacén de los recursos recogidos.

Mientras María cuenta sobre el apoyo recibido, un congresista despistado pasa por el lugar. Pide el servicio a un lustrabotas mientras pregunta sobre la protesta. Tras conversar por unos segundos con unos transeúntes se acomoda el saco y se va. Continúa su camino a su oficina congresal.

Aparte del rechazo habitual, la solidaridad de la gente también se ha visto en la recolectas de dinero, indican María y Américo.

Los huelguistas indican que han recibido apoyo de la Defensoría del Pueblo. A través de su Oficina para la Prevención de Conflictos Sociales, la institución gestionó una reunión llevada a cabo ayer con representantes del Ministerio de Energía y Minas. Aunque no fue del todo productiva, debido a las restricciones puestas —se quejan—, sirvió para dar pie a un diálogo que esperan que traiga buenos frutos.

Por ahora, los manifestantes continuarán en pie de lucha. Aún no tienen fecha de retorno a Apurímac, pero advierten que en dicha región la protesta se está radicalizando. Actualmente cuatro protestantes continúan en huelga de hambre y quizás en pocos días ya no haya ninguno ejerciendo tal medida. Pero a pesar de ello, María indica que las protestas recién comienzan, que sus voces están muy lejos de silenciarse.

Américo Quispe representante de la comunidad campesina Ccasa

Los representantes de 47 comunidades indígenas de Apurimac – Cotabambas se encuentran en una huelga de Hambre indefinida desde el Martes 29.03.16 ,haciendo marcha de sacrificio desde Apurimac debido a los problemas ocasionados por el Proyecto Minero Las Bambas a las Comunidades Campesinas.Compartimos este mensaje de nuestro hermano Américo Quispe representante de la comunidad campesina Ccasa;no seamos indiferentes como muchos medios de comunicación.COMPARTE,DIFUNDE,SOLIDARÍZATE!! con nuestros hermanos que se encuentran en las afueras de la Defensoría del Pueblo (Plazoleta San Pedro, Jirón Ucayali 394 -398, Centro de Lima).--------------------------------------------------------------------------(NOTA DE PRENSA 06-CCCPCGRAAPMLB)"…Denunciamos al actual gobierno como cómplice de la Mina Las Bambas de la minera australiana-china MMG LIMITED, cuyos accionistas son las empresas chinas Guoxin International Investment Co. Ltd. y Citic Metal Co. Ltd., que avasallan el Convenio Nº 169 de la OIT como la propia Constitución Peruana- cuyos arts. 88º y 89º, entre otros, obligan a la preservación de la propiedad, el territorio y la identidad comunal- y la propia Ley Nº 26845 QUE IMPIDE LA VENTA DE TIERRAS COMUNALES en Sierra.La Mina Las Bambas ha iniciado a la destrucción de los eco sistemas en las cabeceras de cuenca, contaminando nuestros recursos hídricos,destruyendo la tranquilidad y la actividad agro ganadera y la propia vida comunal; y nuestro Gobierno y los políticos de turno solo quieren recibir las migajas de los presuntos 5,000 millones de dólares que anuncia esta Mina en vez de defender a sus Comunidades Campesinas y las tierras comunales.Mina Las Bambas destruirá más de 5,000 empleos directos actuales en agroganaderia de la zona para dar paso a menos de 2000 empleos de los cuales menos del 30% serán para los comuneros y pobladores del lugar, según el Estudio de Impacto Ambiental. Esa es la verdad que la tecnoburocracia y los politicastros no dicen a los comuneros, pobladores ni al país."

Posted by Reporteros Infiltra2 on lunes, 4 de abril de 2016

Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.