09.MAY Domingo, 2021
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

“Tiene este Congreso una oportunidad de elaborar, con celeridad, una buena ley, que sirva, que proteja a la mujer golpeada. No la deje pasar”

Congresista Luz Salgado, escribo esto a nombre de todas las víctimas de la violencia contra la mujer. La ley de violencia familiar que el Congreso modificó en noviembre del 2015, seguro con buena intención, no sirve. La razón es simple: la agresión a una mujer está dentro de los delitos contra la vida, el cuerpo y la salud. No es un delito independiente, como debería serlo. Los perros, los gatos y los animalitos gozan de mayor protección legal que nosotras las mujeres.

Urge una revisión rápida de esta ley y solo el Congreso lo puede hacer. Tipificar el ataque físico y psicológico contra las mujeres es el primer gran paso. Quienes son golpeadas no tendrán que someter su desgracia al dictamen del médico legista, quien, por exceso de trabajo o por un patrón cultural, suele ser tolerante a la violencia física.

Esta equivocación no ha sido notada por el Congreso anterior y solo se advierte conversando con los operadores de justicia, llamándolos, consultándoles. Por supuesto, se trata de hablar con quienes tienen una mirada de género y comprenden la compleja situación de una mujer violentada. Hay que elaborar una suerte de mapa de la ruta que sigue una denuncia por agresión física y psicológica.

Al hacer esto las agredidas caerán en el purgatorio de las faltas, porque si el médico legista dictamina menos de 10 días de descanso, el golpe y el abuso serán tan solo una falta. Inaceptable. Tiene este Congreso una oportunidad de elaborar, con celeridad, una buena ley, que sirva, que proteja a la mujer golpeada. No la deje pasar. Este flagelo diario y recurrente no desaparecerá, pero una adecuada legislación sancionará debidamente y frenará, sin duda, la desgracia que vivimos solo por el hecho de ser hijas de Venus.
Hagan historia.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.