05.MAY Miércoles, 2021
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

“Perú está entre los tres o cuatro países del mundo con mayor densidad de delfines por kilómetro cuadrado y estos están en la costa sur de Lima”.

Hace unos días circuló entre los medios una nota de prensa absolutamente ambigua que habla de la posibilidad de traer delfines amaestrados al Parque de Las Leyendas. La nota fue enviada por una supuesta organización sin fines de lucro llamada Nemus Custodis.

La extraña noticia prendió las alarmas de científicos, biólogos y especialistas en protección de vida marina, primero que nada, porque ya bastantes esfuerzos se hicieron en 2014 para devolver al Caribe a Yaku y Wayra, una pareja de delfines traída por los dueños del hotel Los Delfines al Perú en condiciones que ya nadie quiere imaginar, que hace 10 años estaban en la piscina del hotel como atractivo turístico y hace cinco en otra piscina clandestina y sucia en La Herradura, deprimidos, tanto que ya no jugaban, y la hembra atacaba al macho porque no quería reproducirse en esas condiciones. El escándalo mediático que se hizo por el tema de Yaku y Wayra fue grande, en un país que empezaba a tomar conciencia de la barbarie que sufre un animal encerrado para divertimento de seres humanos. Humanos que, para más ironías, tienen la mitad de neuronas que un delfín, y esto es un dato científico.

Pero además nuestros especialistas en especies marinas esgrimen un argumento imbatible contra este tipo de “espectáculos”: Perú está entre los tres o cuatro países del mundo con mayor densidad de delfines por kilómetro cuadrado y estos están (oh sorpresa) en la costa sur de Lima, sobre todo entre Pucusana y Asia, de modo que con este panorama natural tan increíblemente rico, lo que nos toca es promover el turismo de avistamiento de delfines en estado salvaje desde embarcaciones seguras y a precios cómodos o subvencionados, si lo que se quiere es promover el amor por la especie. La única empresa en Lima que se dedica a esta actividad tiene 100% de garantía de que los animales serán vistos.

Investigando, he sabido que la oficina de prensa de nuestro zoológico ha deslindado de la noticia, diciendo que desconoce su origen y que ese proyecto no existe. Pero aquí hay gato encerrado, porque otro evento que se anuncia estas vacaciones infantiles en el Parque de las Leyendas, con atractivos como Peppa Pig, está supuestamente “producido por CH&Z, gracias a Nemus Custodis”. Y lo más raro es que Nemus Custodis es, según sus propias publicaciones, un hacker que se jacta de serlo en beneficio de la igualdad en el planeta, y de haber estado preso por su delicado oficio. Ah, y que CH&Z no existe. Pero lo más bizarro de todo es que en el cartel que anuncia el evento este de Peppa Pig está la firma de Luis Castañeda Lossio.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.