23.MAY Jueves, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

En los últimos meses hemos venido creciendo a tasas menores a 4%. Los sectores primarios son los que más ayudan al crecimiento, pero los no primarios, como construcción, comercio y servicios, mantienen una fuerte desaceleración y, en algunos casos, se contraen con respecto a similar periodo del año pasado.

Es muy probable que cerremos el año en un 3%, y eso dentro de un escenario optimista, ya que la inversión pública y privada no ayuda a la recuperación.

El fenómeno de El Niño puede representar un retroceso de más de 1% en el crecimiento del PBI. Es decir, tenemos factores internos y externos que no ayudan a la recuperación del nivel de actividad.

Si el crecimiento no pasa de 3.5%, por la Ley de Okun, el desempleo aumentará y los problemas sociales se acentuarán aún más.

El fenómeno de El Niño traería consecuencias negativas en el agro al llegar las inundaciones, con la aparición de plagas, debido a las altas temperaturas a las que se llega con El Niño. La pesca también sufre por la desaparición de las principales especies de consumo frente a cambios en la temperatura del mar. Estos son los sectores que empujan el PBI. A pesar de su bajo peso en la producción total, van a sufrir las consecuencias que pueden forzar que se revisen a la baja las previsiones del producto total.

El panorama no es muy alentador y el gobierno no está tomando las medidas de precaución, como, por ejemplo, aprovechar la cantidad de agua que vendrá de las lluvias. En el largo plazo, la costa necesitará agua y nunca aprovechamos lo único positivo que nos trae este fenómeno cíclico que azota al país.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.