06.MAY Jueves, 2021
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Cercanos a las fiestas de fin de año y del verano que se asoma, estos dos meses del año se caracterizan por la demanda de tratamientos de rejuvenecimiento y cirugía estética en general, la lipoescultura, aumento mamario, rejuvenecimiento glúteo, rellenos faciales, toxina botulínica, terapias de reemplazo hormonal, entre otros. Estos son buscados por los pacientes que quieren sentirse mejor por dentro y más jóvenes por fuera, lo cual es un trabajo difícil, ya que demanda que los profesionales médicos de la salud estén bien capacitados para dicho ejercicio, muchas horas de estudio en la universidad, luego en hospitales y finalmente logrando una especialización que les permita ejercer la profesión médica de la mejor forma a favor de sus pacientes y los resultados que estos busquen. Dentro de la Medicina Humana existen siempre riesgos que trae el uso de medicinas, aplicación de inyectables, manejo de anestésicos, en general de todas las herramientas para salvar una vida o preservar la salud, siendo los médicos, además, los capacitados en resolver cualquier complicación , llámese una reacción alérgica a algún medicamento, una infección determinada, un problema cardiaco, un tema cutáneo, entre otros.

Es por eso necesario mencionar que cualquier práctica de algún tratamiento para la belleza o estética debe ser realizado por un profesional médico entrenado y con registro de especialista del Colegio Médico del Perú. Así, queda claro que prescribir medicamentos, aplicar inyectables y realizar cualquier procedimiento quirúrgico debe ser realizado por un médico especialista y no por personal no médico como entrenadores en gimnasios, nutricionistas, tecnólogos médicos, enfermeras que no tengan una orden médica por escrito con la indicación a seguir o también los mismos pacientes con la automedicación o autoaplicación, siendo esta última muchas veces realizada luego de ver algún video en YouTube o en otra red social. Ojo con los daños secundarios, muchas veces irreversibles, incluso llegando hasta la muerte.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.