18.MAY Martes, 2021
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Abogada

“En alianza con el Consejo Consultivo de Radio y Televisión, medios de comunicación y empresas publicitarias y a través de las redes sociales, reduciremos estereotipos sexistas en la comunicación”, fueron las palabras pronunciadas por el presidente del Consejo de Ministros ante el Congreso. Luego de 100 días, se hace evidente que se quedaron en eso. En palabras.

Hoy encontramos que sin que Indecopi, ente rector en materia de regulación publicitaria, y/o el Conar (Consejo Nacional de Autorregulación Publicitaria) muevan una ceja, la marca John Holden, que en el pasado ya ha sido cuestionada por publicidad sexista, tiene una fanpage en Facebook inundada de publicaciones en las que se cosifica a la mujer y se le muestra como premio por la compra del producto. Ese es el verdadero escaparate –ojo, Cipriani– en el que algunas marcas nos ponen subordinadas a la satisfacción erótica de sus seguidores, quienes celebran regalándonos comentarios machistas y misóginos a montones.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.