08.MAY Sábado, 2021
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

“El futuro es de estos jóvenes. Nos toca asegurarles que podrán hacer lo que se proponen”.

En estos días que nos mostraron un país entrampado y precario, tuve el privilegio de participar en dos eventos que me dieron buenas dosis de optimismo. Eventos que dan cuenta de un país en movimiento, donde prima el trabajo duro, el propósito y compromiso. Ejemplos de grupos de jóvenes soñando y haciendo un país distinto, mejor.

El desafío Kunan reunió a 10 emprendimientos sociales finalistas compitiendo en buena ley por recursos para ampliar su impacto en la sociedad.

Extraordinarios ejemplos del talento y la fuerza de jóvenes que tienen ideas y que trabajan duro para implementarlas. Ganó Sinba, que promueve un modelo de gastronomía sin basura. Impacto social, económico y ambiental, todo a la vez. Se puede.

Ligas Femeninas de Fútbol 7 ganó un premio especial. Chicas que jugando fútbol empoderan a otras, se empoderan ellas mismas y fortalecen comunidades equitativas. Son agentes de cambio. La tienen clara, están cambiando sus vidas, la de sus entornos y la de decenas de otras chicas a través de sus escuelas sociales de fútbol. Fantásticas.

El otro evento, CADE Universitario, reafirmó mi optimismo. Centenares de universitarios pensando en el país que quieren. Jóvenes con ganas, con ideas y fuerza para cambiar el Perú. Chicos que quieren cuestionar, discutir, dialogar y que exigen un país mejor. Jóvenes que apuestan por un país que siga creciendo, pero que no solo crezca sino que además sea inclusivo, sea justo, y genere más oportunidades. Jóvenes que quieren un debate político que los incluya. Hay esperanza.

El futuro es de estos jóvenes. Nos toca asegurarles que podrán hacer lo que se proponen.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.