29.FEB Jueves, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

1).- Calificó como “mujer repugnante” a Hillary Clinton, experimentada líder política, apoyada por toda la prensa, intelectuales y artistas, y hasta por la prestigiosa pareja presidencial incorporada como simples activistas. Insultó a los inmigrantes, dijo sandeces de todo tipo, alabó a Putin y reconoció que Iraq estaba mejor con Saddam Hussein, etc. Peleándose con los dirigentes de su partido, ganó las elecciones por amplio margen.

2).- El tono empleado durante las polémicas entre los candidatos, vistas por cerca de 100 millones de sus compatriotas, fue tal que hizo parecer al utilizado por Popy Olivera contra Alan García como propio de simples comentarios chismosos entre amigos de siempre.

3).- De otro lado, el desfile de mujeres que denunciaban ante la prensa que Donald Trump las había acosado y hasta violado 20 años atrás, y de la otra parte, el recordar lo sucedido con Monica Lewinsky y el esposo de Hillary cuando era presidente le dieron un marco rosa intenso a la discusión política.
De ahí que un alto funcionario del gobierno chino declarara que las polémicas entre dichos candidatos “había sido un espectáculo bien interesante”.

4).- Todos reconocen que la campaña de Trump, accidentada, con saltantes errores, enemigos poderosos por doquier, siempre pisando arenas movedizas pero atarantador, dispuesto a todo y convencido de su éxito, ha sido la de un candidato singular que consiguió una victoria extraña que pasará a la historia.

Es que ya los astros se habían alineado por cualquiera que se atreviera a retar a los calculadores y desprestigiados adversarios.

5).- Es como –no se me ocurre otro ejemplo– si para las elecciones del 2021, guardando las diferencias del caso, pasara a la segunda vuelta el mismísimo Antauro Humala.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.