23.FEB Viernes, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Lima se va quedando sin agua. En medio del fragor navideño y de la creciente división entre nosotros, la falta de lluvias se va carcomiendo las reservas de agua de Lima sin que muchos lo sepan.

Nunca, desde que tenemos registros diarios de los caudales del río Rímac hace 20 años, hemos llegado con niveles del río hablador tan bajos al final del año.

No solamente eso. Los reservorios de agua de la ciudad ubicados en los Andes siguen descargando una enorme cantidad de agua para satisfacer nuestra demanda en una época en que ya deberíamos estar recargándolos.

En números redondos, las reservas de agua de Lima están apenas al 30% de su capacidad y las seguimos disminuyendo.

Las previsiones meteorológicas para lo que resta del año no traen cambios relevantes y los modelos climáticos extendidos para todo el mes de enero siguen mostrando un panorama muy débil de lluvias en toda la sierra.

Si no podemos recargar reservas en enero (ya no hablamos de seguir descargando), febrero y marzo podrían resultar insuficientes para satisfacer la demanda de agua de la ciudad durante el invierno del 2017.

Estos mínimos caudales históricos del Rímac se están observando igualmente en casi todos los valles de la costa.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.