26.SEP Sábado, 2020
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

El lector Leonardo Quispe Arias sugiere que se retiren avisos y que se dé más noticias en el diario impreso. Otros lectores advierten que ven más en la web y que faltan algunos temas en el papel. Las audiencias son críticas y demandantes.

Dilemas, retos y elecciones en las redacciones de los últimos años. La situación es mundial. Hoy el consumo de información combina las plataformas, el papel se estrecha aun más y sin avisos no es viable. Lo digital se va imponiendo y va a la caza de sus propios formatos publicitarios. Su ventaja es que no hay límite de espacio.

Converso sobre este tema con la editora de Audiencias de Perú21, Esther Vargas, y ella me explica que “entendemos que la web es inmediatez y que en el impreso ofrecemos contenido que consideramos más allá de la coyuntura, pero estamos limitados por el espacio. Ahí tenemos que pensar en el largo plazo, e ir más allá del ruido en redes sociales”.

Asimismo, Esther Vargas precisa que siendo Perú21 un medio de comunicación multiplataforma, el equipo trabaja contenido diferenciado para ambos soportes –digital e impreso– en tema, formato y despliegue.

Un ejemplo reciente de contenido diferenciado lo veo en el tratamiento de la reaparición de Keiko Fujimori en la inauguración de su local partidario en Lima, el miércoles, quien entre sus varias expresiones tuvo una muy lamentable respecto a la depresión y su asociación a “perdedores”. Precisamente este punto y el estado de la salud mental en el país fueron materia de historias digitales de Perú21 muy comentadas y compartidas en redes sociales. Sin embargo, en el impreso, dispuso de un estrecho espacio para las declaraciones de la lideresa de Fuerza Popular; obvió lo de la depresión y privilegió la declaración política crítica al gobierno de Kuczynski. La noticia más importante para Perú21 –y que inclusive fue portada– estaba en la segunda página de Política en el impreso: la presentación del ex presidente Ollanta Humala ante la Comisión de Defensa del Congreso por la compra del satélite Perusat1 que es tema de investigación en el diario. La segunda prioridad –que tuvo varias páginas– fue el impacto de la elección de Donald Trump en EE.UU.

Vargas subraya que “como se puede ver en las últimas portadas, en el impreso estamos dando valor a lo que tiene que ver con la institucionalidad. En el caso de Keiko Fujimori llevamos varios días centrados en el financiamiento de su campaña y su presentación ante la justicia”.

Ello me parece bien. Sin embargo, no hay que dejar de resaltar lo que cualquier líder político pudiera decir contribuyendo a estigmatizar a quienes conviven con la depresión u otro trastorno de salud mental, un aspecto tan descuidado en nuestro país y origen de otros males. Además, en lo dicho por Keiko Fujimori había un filón político; basta recordar que en la búsqueda de la liberación de su padre, ella o sus allegados se refirieron a la depresión que afectaba al condenado Alberto Fujimori, lo cual ha sido recogido en los medios.

Si tienes alguna queja o sugerencia sobre los contenidos de Perú21 puedes contactar a Claudia Izaguirre escribiendo al correo defensor@peru21.com o a su cuenta de Twitter, @claudiaizaguirr.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.