26.SEP Sábado, 2020
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Son muy variados los temas sobre los que se han comunicado los lectores conmigo en estos meses. He decidido tomar algunos para comentarlos en bloque en las últimas semanas del año.

1) Quejas sobre columnistas. Señora defensora, dígame por qué escriben Luis Davelouis, Aldo Mariátegui, María Luisa del Río, Pierre Castro (en su caso discrepan por el lenguaje que usa pues no lo ven propio de un maestro). Así podría resumirse el tenor de las cartas que más recibo, aunque también las hay de las que saludan que se cuente con comentaristas de polendas. El estatuto de la Defensoría del Lector de Perú21 precisa que atiendo las preocupaciones, quejas, dudas o sugerencias de los lectores sobre los contenidos del periódico. Esto es “la información publicada en las notas periodísticas. No incluye columnas de opinión (…)”. A pesar de ello y de que lo he comentado en mis primeras columnas, todas las semanas me llegan críticas, quejas, preguntas sobre por qué esas personas escriben en Perú21 y hasta sugieren que los cambien. A estos lectores les digo que los columnistas son competencia exclusiva del director periodístico del diario, y que, en todo caso, la pluralidad de las opiniones y estilos es un atributo bastante valorado. Y a los columnistas, en general, solo les trasmito unas frases de la lectora Alicia Calderón: “Lo que menos necesitamos es recibir un periódico (escogido por ser de lo mejorcito hoy por hoy) y tener una clase maestra de violencia, de insulto y falta de respeto. Eso sobra en la calle. La prensa es un instrumento de culturización e información”. Es lo último que mencionaré sobre los columnistas del diario.

2) Informar para cambiar la barbarie del tránsito. De diversas formas, los lectores expresan una grave preocupación respecto a la seguridad vial y los accidentes de tránsito. Plantean que Perú21, además de reportar sobre los accidentes de tránsito, analice las razones, haga un diagnóstico y ayude a determinar a los responsables del caos del tráfico en Lima, los accidentes y sus víctimas. Prácticamente sugieren que el diario lidere una campaña. Creo que esto respondería muy bien al principio 2 del Decálogo de la Redacción, que es escribir con el lector en mente para que la información le sea útil en su toma de decisiones. Un buen tema para 2017.

3) Una aclaración. Por último, el Ing. Fernando Ortega San Martín, a quien mencioné el domingo pasado por el caso Concytec, pues es quien ha denunciado a su presidenta, Gisella Orjeda, ante comisiones del Congreso, me pide precisar que si bien él ha acabado sus estudios de doctorado, aún no ostenta el grado de doctor. Asimismo, aclara que su cargo actual es el de subdirector de Seguimiento y Evaluación en la Dirección de Evaluación y Gestión del Conocimiento de Concytec y no el de director de Prospectiva e Innovación Tecnológica, el cual yo consigné equivocadamente. Añade que de dicha posición él fue “sacado ilegalmente” por Orjeda. Me disculpo por ello.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.