25.SEP Martes, 2018
Lima
Última actualización 02:09 pm
Clasificados

Mansión de Versace en Miami se abrirá al público... más selecto

Domingo 07 de noviembre del 2004 | 12:00

Compartir
Miami (EEUU), 7 nov (EFE).- Uno de los lugares más fotografiados en Miami, la famosa casa Casuarina donde en 1997 fue asesinado su dueño, el modisto italiano Gianni Versace, se convertirá en los próximos días en un selecto club privado para millonarios.

La mansión se abrirá a un reducido grupo de 200 personas, previamente invitadas, por un pago inicial de 30.000 dólares por cabeza, que les permitiría convertirse en socios del club privado que se instalará en el 1116 de Ocean Drive, en Miami Beach, informa hoy el diario miamense "El Nuevo Herald".





En la lista de los ya inscritos, quienes tendrán que pagar además una anualidad de 3.600 dólares para mantener sus derechos en el club, figuran personalidades como el cantante mexicano Luis Miguel, el cineasta estadounidense Oliver Stone, el roquero Jon Bon Jovi y el boxeador Lennox Lewis.





Entre las atracciones que brindará el "palazzo", construido en 1930, se encuentra la posibilidad de alojarse en las suites donde pasaron la noche estrellas de la música como Madonna y Courtney Love, la musa del grupo "Nirvana".





Las habitaciones tienen un precio promedio de 2.500 dólares por noche, según el gerente del club, Reto Gaudenzi, quien fue traído especialmente para esta función desde Suiza, donde dirigió el hotel Palace en Saint-Moritz.





La casa Casuarina fue construida en 1930 por Alden Freeman, siguiendo el modelo del Alcázar de Colón, en Santo Domingo, una residencia levantada en 1510 por el hijo del Descubridor de América, Cristóbal Colón, que se cree es la más antigua del Nuevo Mundo.





Versace compró la mansión en 1992 por 2,9 millones de dólares y luego de recibir la aprobación de la ciudad, demolió el hotel que estaba al lado y le añadió unos 1.860 metros de construcción a la residencia.





El diseñador, nacido en 1946 en Reggio Calabria, transformó lo que era un viejo edificio de apartamentos de estilo español en un lujoso palacete de estilo italiano rodeado de exuberantes jardines, esculturas de bronce y sus famosas medusas -su sello más personal-, empotradas en la verja de los muros que la rodean.





El modisto italiano fue asesinado de dos balazos en la cabeza el 15 de julio de 1997 en los escalones de la entrada a la mansión tras desayunar en el cercano "News Cafe", donde compraba todas las mañanas "Il Corriere della Sera" y revistas francesas.





El presunto asesino, Andrew Cunanan, un hombre que se prostituía con clientes homosexuales ricos y que fue acusado de otros dos asesinatos, se suicidó nueve días después en una casa flotante anclada a unos dos kilómetros al sur de la mansión de Versace tras una intensa búsqueda por parte de las autoridades estadounidenses.





Desde entonces, la mansión Casuarina, en el corazón del distrito turístico y pintoresco Art Decó del sur de Miami Beach, se ha convertido en un lugar de culto para centenares de personas de todo el mundo que la usan de telón de fondo para llevarse un recuerdo fotográfico de la ciudad.





Peter Loftin, de 46 años y un multimillonario que hizo su fortuna en las telecomunicaciones en Carolina del Norte, compró la casa en septiembre de 2000 por unos 19 millones de dólares, lo que se cree es el mayor precio pagado por una vivienda en el condado Miami-Dade.





Loftin, quien reside en la suite que ocupaba la hermana de Versace, Donatella, desde que compró el inmueble, se mudará a un edificio de apartamentos cercano tan pronto como la casa Casuarina comience a funcionar como un club para el "jet-set".