23.JUL Martes, 2019
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Decenas de miles marchan en España en cuarto aniversario de invasión a Iraq

Sábado 17 de marzo del 2007 | 12:00

Compartir
MADRID.

Decenas de miles de personas marcharon este sábado en distintos puntos de España en la víspera del cuarto aniversario de la invasión de Iraq liderada por fuerzas estadounidenses, un conflicto al que se han opuesto la gran mayoría de los españoles.

Siguiendo el ejemplo de numerosas manifestaciones en Estados Unidos y Europa, miles de personas se reunieron en Madrid, sede de una protesta que congregó a cerca de un millón de personas el 15 de febrero de 2003, poco antes de la invasión.

El entonces gobierno conservador español envió tropas a Iraq, a pesar de la masiva oposición que se hizo evidente a través de numerosas manifestaciones.

El Foro Social de Madrid, un grupo de izquierda, llamó a la marcha efectuada este sábado en la capital de España, con el apoyo del Partido Socialista, Izquierda Unida y las principales centrales sindicales.

Los manifestantes comenzaron su acto de protesta a las 17H00 GMT en la plaza de Cibeles, con personas ondeando banderas y demandando "paz ahora, fin a la guerra, fin a la violencia, fin a la ocupación de Iraq y el cierre de Guantánamo", la controvertida prisión militar de Estados Unidos en Cuba.

Decenas de manifestantes vestidos de naranja, simulando ser prisioneros sospechosos de terrorismo en Guantánamo, portaron un afiche gigante, mientras otras personas exhibían pancartas en las que se catalogaba al presidente estadounidense George W. Bush y al ex mandatario español José María Aznar de "criminales de guerra".

Un año después de la invasión a Iraq, Aznar perdió las elecciones generales y los vencedores socialistas retiraron las tropas españolas emplazadas en territorio iraquí.

Las elecciones tuvieron lugar tres días después del peor atentado terrorista en la historia de España, que dejó un total de 191 muertos, y del que han sido responsabilizados grupos radicales islamistas ligados a Al Qaeda.

Algunos de los manifestantes, entre ellos el cineasta Pedro Almodóvar, ondearon banderas republicanas y repudiaron las "guerras imperiales, todas criminales" y el intercambio de "sangre por petróleo".

La marcha debía concluir en la estación de Atocha, el lugar de los atentados de 2001. El premio Nobel de Literatura, José Saramago, quien pretendía leer una proclama al final de la manifestación, no pudo asistir por motivos personales.

Actos de protesta se realizaron también en Barcelona, Sevilla, Cádiz, Granada, Valencia, Pamplona y Gijón.

La marcha del 15 de febrero de 2003 congregó a dos millones de personas según los organizadores, aunque autoridades locales afirmaron que sólo se habían hecho presentes 700,000 manifestantes.

Fuente: AFP