23.FEB Sábado, 2019
Lima
Última actualización 04:28 pm
Clasificados

Mayor rigidez laboral en nuevo gobierno

Viernes 15 de julio del 2011 | 08:17

Consideran que se impondría reposición y mayor indemnización por despidos. Confiep señala que medidas ponen en riesgo empleo de jóvenes.

Los trabajadores tendrán excesiva protección, dicen empresarios. (USI)
Compartir

La última sesión de directorio de la Confiep –el mayor gremio empresarial– recibió un informe del estudio Miranda & Amado Abogados mediante el cual se presentan las proyecciones del panorama laboral en el próximo gobierno.

¿Qué medidas podrían concretarse? De acuerdo con la presentación, además del ya anunciado aumento de la Remuneración Mínima Vital (RMV) a S/.750, se impondría la reposición y mayores indemnizaciones (de 12 a 24 sueldos) en caso de despidos.

Asimismo, se implementaría la eliminación o regulación de los regímenes especiales (como el de las exportaciones no tradicionales, propuesta legislativa que ha sido presentada por la bancada nacionalista en el Congreso). Otra medida que podría tomarse en el próximo gobierno es la aprobación de la Ley General de Trabajo, cuyo anteproyecto quedó en ‘stand by’ durante el gobierno aprista.

“La tendencia laboral se orientaría a una rigidez mayor y a sanciones más drásticas”, señala el informe.

Indica que, más que normas legales, “el entorno social, administrativo y judicial serán los instrumentos para satisfacer las pretensiones laborales”. En ese sentido, Miranda & Amado considera que Gana Perú entregará mayor presupuesto al Ministerio de Trabajo y al Poder Judicial para los procesos laborales, incrementará las fiscalizaciones e inspecciones laborales y promoverá la libertad sindical y la negociación colectiva por rama.

“La política social y laboral serán políticas de Estado tan o más importantes que la política económica o fiscal”, concluye el estudio.

PREOCUPACIONES. El presidente de la Confiep, Humberto Speziani, se mostró en contra de la aplicación de medidas laborales rígidas, como la eliminación del despido arbitrario, cuya propuesta fuera presentada por la vocera de Gana Perú Aída García Naranjo y, luego, desmentida por la vicepresidenta electa Marisol Espinoza.

“Esas medidas significarán tener empleados de por vida así cometan faltas o si la empresa atravesara crisis económicas. ¿A dónde irán los jóvenes que buscan trabajo si hay estabilidad laboral para quienes ya tienen un puesto?”, cuestionó.

Sostuvo que el país ya cuenta con demasiadas leyes que sancionan a las compañías que incumplen los derechos laborales. “El Ministerio de Trabajo tiene que ver que no se cometan abusos. La ley sanciona el despido arbitrario injustificado”, apuntó.