21.ABR Domingo, 2019
Lima
Última actualización 04:28 pm
Clasificados

Klinsmann y Bierhoff conducirán al equipo alemán al Mundial

Jueves 29 de julio del 2004 | 12:00

Compartir
Berlín/Fráncfort, 29 jul (dpa) - Los ex internacionales Juergen Klinsmann y Oliver Bierhoff se encargarán de conducir a la selección alemana hasta el Mundial de 2006 como seleccionador y mánager del equipo respectivamente, según confirmó hoy la Federación Alemana de Fútbol (DFB) después de largas negociaciones.

"Hemos llegado a un acuerdo total con ambos", afirmó el presidente de la DFB, Gerhard Mayer-Vorfelder, al presentar en Fráncfort el nuevo equipo directivo de la selección, que, tras numerosos altibajos, cubre el puesto técnico vacante desde hace más de un mes.





Klinsmann, hasta la fecha asesor deportivo de Los Angeles Galaxy, sustituye en el cargo a Rudi Voeller, quien dimitió hace 36 días del cargo de seleccionador alemán después de la desastrosa eliminación del equipo en la primera fase de la Eurocopa de Portugal.





"Es un momento emocionante, es un momento bonito, es un momento que no me podía imaginar hace dos semanas, pero sobre todo es un gran honor poder conducir a la selección hasta el Mundial", dijo Klinsmann, asegurando que su principal objetivo es ganar la Copa del Mundo que el país albergará dentro de dos años.





"El potencial está ahí, con todos los problemas existentes, pero el potencial está ahí. Asumo esa función con todo el optimismo, consciente de que no es fácil", señaló el ex internacional, quien accede al cargo después de que fracasaran las negociaciones con otros candidatos como Ottmar Hitzfeld u Otto Rehhagel.





Klinsmann, quien regresó el pasado fin de semana de Estados Unidos, había llegado ya el lunes a un acuerdo para ocupar el puesto durante dos años. Después de semanas de accidentada búsqueda, la presentación del nuevo seleccionador, un día antes de su cuarenta cumpleaños, atrajo una importante atención mediática y fue retransmitida en directo por varias televisiones del país.





El ex delantero, quien consiguió la licencia de entrenador hace cuatro años en un curso acelerado, pretende buscar todavía un técnico experimentado que lo asista en la dirección deportiva del equipo alemán. El miércoles se había dado a conocer el rechazo de Holger Osieck a ocupar el puesto de entrenador asistente, aunque Klinsmann se negó a nombrar los motivos.





Como asistente, Klinsmann dijo buscar a alquien "con años de experiencia y aceptado en la Bundesliga, alguien abierto y receptivo a nuevas ideas". Entre los candidatos se cita a Ralf Rangnick, ex entrenador del Hannover y el Stuttgart, quien mantiene contactos con el nuevo seleccionador desde su tiempo conjunto en este último club.





Hasta la fecha, la selección alemana no disponía de la figura del mánager. Bierhoff aseguró que desde su nuevo puesto tratará de actuar como elemento de unión con los clubes profesionales del país, además de con los patrocinadores, los aficionados y los medios de comunicación.





Sin embargo, según el ex jugador del Udinese y el Milan italianos, que puso fin a su carrera como jugador profesional el año pasado, no tendrá competencias en asuntos deportivos. "No me mezclaré en esos temas. Eso es cuestión del equipo de entrenadores", dijo Bierhoff, de 36 años y compañero de Klinsmann en el equipo alemán que se adjudicó el Mundial de 1990.





"Es un momento muy emocional para mí. No me imaginaba que después de mi salida de la selección volvería a estar tan rápido aquí. Es un trabajo difícil, pero los dos somos delanteros y afrontaremos la tarea ofensivamente", afirmó.





Las negociaciones con Bierhoff se habían planteado especialmente difíciles en vista de que el ex internacional mantenía contratos con patrocinadores, como Nike, incompatibles con los de la DFB (Adidas). Sin embargo, según versiones de prensa, el ex jugador canceló el que mantenía con Nike a costa de mantener el resto.





La designación de Klinsmann desató en un primer momento recelos entre algunos directivos de la Bundesliga, en vista de que no estaba entre los principales favoritos y de que, al igual que el dimitido Voeller, se trata de un ex futbolista con el aprecio de la afición pero con poca experiencia como entrenador.





Sin embargo, cada vez son más los responsables de clubes alemanes que se pronuncian a su favor. A estos se unió hoy el presidente del consejo de administración del principal equipo del país, el Bayern Múnich, Karl-Heinz Rummenigge. "Considero a Klinsmann y Bierhoff una gran oportunidad. Son dos personas jóvenes, que afrontarán la tarea con energía", dijo.





En su presentación, Klinsmann aseguró que tiene ya en la mira a entre 30 y 35 futbolistas para la selección. Pronto deberá presentar la primera escuadra en vista de que el próximo 18 de agosto el equipo alemán hará frente en Viena a la selección de Austria, en su primer amistoso desde la Eurocopa.