20.ABR Sábado, 2019
Lima
Última actualización 04:28 pm
Clasificados

Procurador no cree que testigo de la presunta fábrica de firmas haya sido comprada

Lunes 23 de agosto del 2004 | 12:00

Compartir
23 agosto (Peru21.com) El procurador adjunto, Iván Meini, manifestó esta mañana que, desde su punto de vista, nadie le está pagando a la testigo, Gladys Alvarez González (Patricia), para que acuse a Margarita Toledo y al propio presidente de la República, Alejandro Toledo, de haber participado directamente en la presunta "fábrica de firmas" de Perú Posible (PP). "Creo que en este caso no, sobre todo si ella ha reconocido las firmas que ha falsificado en los planillones", expresó.

Asimismo, indicó que se debe impedir la salida del país de Patricia no porque vaya a fugarse, sino para evitar que otros intenten sacarla del país. Una segunda medida que pidió es la de proporcionar garantías para su vida y seguridad.





Meini sostuvo que la forma en que Alvarez es contactada para participar en la masiva falsificación de firmas es coherente. "Me parece razonable que si pretendo falsificar firmas voy a pasarle la voz a gente que forme parte de mi entorno", comentó. Se recuerda que, según la colaboradora eficaz, su ex pareja, Roberto Carlos Toledo, sobrino de Margarita Toledo, fue el que hizo que forme parte de este grupo de personas.





El procurador resaltó que la versión que Alvarez había narrado desde la clandestinidad ha sido ratificada por ella misma al dar la cara, "lo cual tiene un rasgo positivo". "El hacerlo de forma pública y abierta le da más credibilidad a la versión que desde un principio se venía manejando.





Finalmente, Meini recalcó que si Patricia decidió salir del anonimato es porque confía en el sistema de colaboración eficaz. "No podemos decir nombres ni cantidades, pero son muchas las personas que se acogen a la colaboración eficaz", informó.