13.NOV Martes, 2018
Lima
Última actualización 11:54 am
Clasificados

Siguen creciendo cultivos de coca en Perú

Jueves 23 de junio del 2011 | 03:55

Quinto año seguido que superficie de plantaciones sube. En 2010 llegó a 61,200 hectáreas, 2.2% más que en 2009. Fracasa lucha antidrogas.

Los cocaleros han mejorado el rendimiento por hectárea de cultivo, advierte la ONU. (USI)
Compartir

El informe revelado hoy en Lima por la Oficina de la ONU contra la droga y el delito (UNODC) y Devida confirma la situación crítica de nuestro país en materia de lucha contra el narcotráfico. Y es que el documento señala que los cultivos de coca en el Perú han aumentado por quinto año consecutivo.

En el 2005 el país tenía una superficie de cultivos de coca de 48,200 hectáreas y en 2009 esa cifra se elevó a 59,900 hectáreas. En la actualidad es de 61,200 hectáreas. Es decir, en un año, subió 2,2 %, lo que revela que la lucha antidrogas durante este saliente gobierno fue un fracaso.

Pese a que el informe no contiene datos sobre la producción de cocaína, Perú.21 alertó el año pasado que el país estaba camino a convertirse en el primer productor de este estupefaciente. De hecho, ya somos el primer país exportador de esta droga.

El informe señala que los cocaleros –que se están reagrupando para formar un partido político tras las promesas del presidente electo Ollanta Humala– han mejorado el rendimiento por hectárea, mientras que los procesadores de clorhidrato ahora requieren “menores volúmenes de hoja en los actuales procesos de transformación química”, por lo que considera que deben actualizarse los instrumentos de medición.

El presidente de Devida, Rómulo Pizarro, dijo que más allá de quién encabece la lista mundial de productores es más importante reconocer la influencia del narcotráfico como “generador de corrupción, violencia y terrorismo en el país”.

El funcionario agregó que el negocio del narcotráfico inyecta entre US$2,000 y US$2,500 millones anuales en la economía del país, y contra ello el Estado peruano solo dedica US$420 millones en sus distintas políticas antidrogas. Por ello, pidió un mayor apoyo de EEUU y Europa, lugares donde se concentra el consumo de cocaína.

Pese a las cifras preocupantes, Pizarro destacó que la “buena noticia” es que el crecimiento en las hectáreas de hoja ha bajado, ya que en 2008 subió un 4,5 %, en 2009 un 6 % y en 2010 se ha quedado en 2,2 %.

También destacó los programas de sustitución de cultivos, que llevaron a que en algunas regiones antes dedicadas casi en exclusiva a sembrar coca, como el Alto Huallaga, se redujera el área de cultivos en más de 25%. Sin embargo, tuvo que reconocer que los cocaleros han trasladado sus cultivos a otras zonas del país, y que por ello el resultado final se traduce en un incremento.