15.JUL Domingo, 2018
Lima
Última actualización 02:09 pm
Clasificados

Cuentas de Gmail se convierten en la pieza más preciada de la red

Domingo 23 de mayo del 2004 | 12:00

Compartir
San Francisco (EEUU), 23 may (EFE).- Cuando Google lanzó en pruebas un número limitado de cuentas de su ya famoso servicio de correo Gmail, no se imaginaba que los usuarios estarían dispuestos a todo con tal de hacerse con la preciada dirección de e-mail.




Un pingüino hinchable, una bufanda tejida a mano, 9.000 mariquitas o una invitación a una boda son algunas de las cosas que los usuarios están dispuestos a ofrecer por una cuenta de correo en Gmail, el servicio de correo electrónico gratuito que Google puso en pruebas el 1 de abril.





El deseo por hacerse con una de estas cuentas -Google lanzó, en principio, unas mil destinadas a las personas cercanas a la casa, que a su vez pueden invitar a otros usuarios- ha llevado a algunos internautas a hacer las ofertas más peculiares.





Pocos días después de su lanzamiento, las invitaciones para probar el servicio comenzaron a subastarse online en eBay, donde llegaron a sobrepasar los 60 dólares.





Tal es la demanda por las famosas cuentas de un gigabyte -una cantidad que deja en ridículo a la de sus rivales Yahoo o Hotmail- que esta semana nació un sitio web dedicado íntegramente a facilitar el intercambio entre los poseedores y los aspirantes.





Su creador, el canadiense Sean Michaels, señala en la página (en la dirección www.gmailswap.com) que se decidió a lanzar la web cuando observó que había mucha gente desesperada por una cuenta de Gmail sin saber cómo contactar con los afortunados propietarios para obtener una invitación al servicio.





A diferencia de eBay, en esta web no se paga con dinero sino con mucha imaginación.





Y así, entre las ofertas seleccionadas por Michaels el viernes figuraba, por ejemplo, un tour en helicóptero por Los Angeles o toda la cerveza Guiness que la persona pueda beber.





A pesar de que las direcciones de correo electrónico se han convertido en una de las piezas más preciadas de la red, el nuevo servicio de Google nació rodeado de controversia.





Una coalición de 28 organizaciones ciudadanas y de defensa de la privacidad de todo el mundo remitió en abril una carta abierta a los fundadores de Google, Sergey Brin y Larry Page, en la que pedían al buscador número uno que suspenda el lanzamiento del servicio hasta que no clarifique o cambie su política de privacidad.





Lo que más preocupa a las asociaciones, que compararon a Google con el orwelliano "Gran Hermano", es que Gmail escaneará el texto de los mensajes en todos los correos electrónicos para insertar anuncios relacionados con su contenido.