17.FEB Domingo, 2019
Lima
Última actualización 04:28 pm
Clasificados

El amor y el dinero deben ir de la mano

Miércoles 22 de junio del 2011 | 07:16

Analistas refieren que el éxito financiero de una pareja está en función de la planificación de los ingresos y los gastos de ambos.

Se recomienda a las parejas que prioricen gastos. (Internet)
Compartir

Por Fabiana Sánchez

La consolidación de una relación sentimental puede ser una luna de miel permanente… hasta que se empieza a pensar en la economía del hogar. Defina con claridad cuál será el manejo financiero que seguirán usted y su pareja si deciden pasar el resto de sus vidas juntos.

Para el analista Juan Carlos Ocampo, el ahorro debe generarse desde que son novios, de tal manera que cuando llega el matrimonio se pueda tener tranquilidad económica y no estar sobreendeudados.

“Las parejas tienen muchas necesidades, como ahorrar o contar con un buen récord crediticio,* sobre todo si desean comprar un departamento, un auto o emprender un viaje”*, comenta Ocampo.

Si la pareja va a comprar una casa o un departamento, debe establecer en las cláusulas de propiedad el porcentaje de pertenencia del inmueble, el cual debe estar en función de lo que aporta cada uno, al igual que el pago mensual.

“En el caso de los esposos, la propiedad se comparte en un 50% para cada uno, pero considero importante que no se ceda el porcentaje al esposo(a) o a terceros pues, tras un fallecimiento, se generan problemas de propiedad”, anota.

NO CAIGAN EN ERRORES. El profesor de la Escuela de Postgrado de la ESAN Miguel Ángel Martín recomienda que se priorice los gastos. Si vive en una casa alquilada o en la de sus suegros –señala–, no piense en adquirir un auto, sino en ahorrar para la inicial de un inmueble propio. “Muchas parejas, sobre todo los jóvenes, cometen ese error. Un auto no es prioritario, pueden comprárselo después”, sugiere.

El especialista recomienda que se tenga cuidado al momento de pedir el financiamiento para el inmueble, pues asegura que ocurren casos en que las parejas piden el préstamo en el primer banco que visitan sin averiguar cuáles son las opciones en otras entidades financieras.

Asimismo, recuerda que se debe pensar en el futuro. Si bien los esposos se emocionan por comprar cosas nuevas para el hogar, hay que tener en cuenta que después vienen los hijos y, para ello, hay que tener un presupuesto que permita proveerlos de alimentación, vestimenta y una buena educación.

“No se trata de tener lo último en tecnología o moda, sino de ajustarse los primeros años de matrimonio o convivencia para que, luego, puedan disfrutar lo que tienen”, manifiesta.