11.DIC Martes, 2018
Lima
Última actualización 03:07 pm
Clasificados

‘Apoyaremos a Ollanta sin ambigüedades’

Sábado 11 de junio del 2011 | 07:00

En diálogo con Perú.21, Juan Sheput revela que Perú Posible presentará relación de profesionales y técnicos que podrían participar en Gobierno.

Dirigente Juan Sheput hace balance de la campaña electoral. (Paola Flores)
Compartir

Por Patricia Kadena

Juan Sheput, secretario nacional de Política de Perú Posible, revela en este diálogo que su partido presentará a Ollanta Humala una relación de profesionales y técnicos que podrían participar en el Gobierno –incluyendo el gabinete–, pero asegura que no se trata de un cogobierno.

Gana Perú le ha ofrecido varios ministerios a Perú Posible, también se habla de un posible cogobierno. ¿Qué es lo que hay en este momento?
Hemos empezado un proceso serio de conversaciones entre los dos partidos. Perú Posible ha decidido llevar a la práctica un apoyo sin ambigüedades, con lo cual queremos transmitir un mensaje de seriedad y coherencia con lo expresado en nuestros diversos comunicados. Lo peor que le puede pasar al Perú es que, por la falta de compromiso de Perú Posible o de las fuerzas políticas, detenga su crecimiento y desarrollo.

¿Y cómo se traducirá ese apoyo? El expresidente Toledo ha dicho que no va a haber cogobierno…
La posición actual de Perú Posible es la de establecer un apoyo firme con Gana Perú. Eso se traduce en lo siguiente: respetando la potestad presidencial de designar a sus ministros –nosotros no estamos detrás de carteras ni de sectores específicos–, se propondrá un conjunto de nombres, del cual el presidente electo podrá definir quiénes podrán ser sus colaboradores en distintos ámbitos del Estado.

¿Esa es una lista personas que podrían ocupar cargos técnicos y, también, ministeriales?
Para distintos cargos.

No se excluye a posibles ministros…
No se excluye a posibles ministros.

Usted manifestó que, en el Congreso, de ninguna manera conformarán una bancada única con Gana Perú ¿Eso continúa en pie?
Eso no cambia. El hecho de que nosotros apoyemos a Gana Perú y a Ollanta Humala no significa que seamos condescendientes ni complacientes con aquellas cosas con las cuales no estamos de acuerdo. Un compromiso entre dos agrupaciones políticas no implica ni la pérdida de personalidad ni la sumisión de una de ellas. Perú Posible siempre mantendrá una voz crítica cuando sea necesario y propositiva cuando así se amerite.

¿Cuándo presentarán su lista de profesionales a Gana Perú?
Nos tomaremos el tiempo necesario para brindarle a Gana Perú una relación de las personas más competentes y que tengan una trayectoria decorosa en lo personal, en lo político y en lo técnico.

¿La eventual participación de PP en varios ministerios no constituiría, en la práctica, un cogobierno?
El hecho de ser un cogobierno implica una serie de compromisos que van más allá de la administración de un sector en específico. El cogobierno diluye la personalidad de Perú Posible dentro del ámbito más amplio de una alianza. Nosotros estamos hablando de una concertación por la gobernabilidad, que es muy distinto de una alianza política.

El expresidente Toledo ha dicho que las personas que participen en el gobierno de Gana Perú tendrán que pedir licencia en Perú Posible…
Es una buena propuesta del presidente Toledo que se tiene que tomar en cuenta porque de ninguna manera se trata de un cogobierno.

Si Perú Posible participa en el gabinete, ¿cargará con el activo y el pasivo que trae consigo Gana Perú?
Es uno de los riesgos que corre un partido que decide apoyar a otro. Es parte de los costos de la política en aras de construir gobernabilidad. Los desatinos políticos se pueden dar; pero, en problemas de índole moral, de ética o de corrupción, no tendrán a Perú Posible de parte de ellos.

PP dijo que Humala era el salto al vacío y lo apoyó. Incluso Carlos Bruce señaló que ese respaldo era una traición al electorado. ¿No hay incoherencia en la posición del partido?
No, porque lo que queda en el pueblo peruano es el apoyo que hemos dado en la segunda vuelta. La traición sería dejarlo, darle la espalda en estos momentos. Creo que Perú Posible hizo bien en manifestar públicamente su posición, esperar precisiones de parte de los candidatos. El único que nos dio precisiones entre la primera y la segunda vuelta fue Ollanta Humala, de allí nuestro apoyo.

Usted criticó a los técnicos de PP que tempranamente se pasaron al nacionalismo. Kurt Burneo dijo que usted despotricó, pero luego apareció como invitado de Gana Perú en el debate presidencial, y que “esas son las vueltas que da la vida”.
Yo sigo pensando que fue de muy mal gusto que no hayan esperado ni 48 horas para pasarse a Gana Perú. El hecho de que después PP, luego de un ejercicio racional y meditado, haya apoyado a Humala es un signo de madurez de parte nuestra. Kurt Burneo demuestra, con esa respuesta, que como político es un buen técnico.

¿Y podría ser un buen ministro?
Eso depende del presidente electo.

¿Un buen ministro tiene que ser un buen técnico y un buen político?
Así es, y el déficit en uno de los dos sectores podría generarle problemas al próximo presidente.

El apoyo a Gana Perú ha generado algunas fisuras en PP. Carlos Bruce es la expresión más clara de ello…
Es la excepción que confirma la regla. La posición minoritaria confirma que, en PP, la gran mayoría estaba a favor de este apoyo, y lo ha manifestado en la última parte del proceso.

Toledo y Fujimori perdieron en el último tramo. ¿Las campañas son muy largas?, ¿cuál es el factor?
La definición la dieron un presidente en ejercicio y un expresidente. En el caso de Toledo, la participación de Alan García para sacarlo de carrera fue fundamental, levantando la candidatura de Fujimori. Y el triunfo de Humala se debe, en gran parte, a la decisión de Toledo de apoyarlo públicamente. Eso demuestra que las grandes personalidades influyen mucho en las decisiones de la ciudadanía.

Pero fue la posición de Perú Posible en la campaña la que empujó a Ollanta Humala a la segunda vuelta.
Nosotros hemos hecho una autocrítica muy fuerte y hemos cometido muchos errores; uno de ellos fue colocar en el escenario el tema del matrimonio gay, que originó una respuesta muy fuerte de la Iglesia Católica otro error fue haber entrado a un debate innecesario con personajes de tercer o cuarto nivel, como el exsecretario de la Presidencia, Luis Nava. Si nosotros no estuvimos en la segunda vuelta fue, en gran parte, por nuestros propios errores más que por méritos propios de nuestros contendientes.

Muchos creen que Toledo quería pasar a la segunda vuelta con Humala, y por eso lo inflaron atacando a Pedro Pablo Kuczynski…
Más que un cálculo de con quién pasábamos, creo que cometimos una serie de errores que generaron una cierta desazón en la ciudadanía. Uno de ellos fue elegir como adversario a Kuczynski, quien estaba siendo levantado por el Gobierno a través del propio presidente García y de Hugo Otero. Ese fue el principal error de la campaña.

¿Y por qué no se lograron unir Toledo, Kuczynski y Castañeda? ¿No hubo soberbia por parte de Toledo?
En absoluto. No ha habido soberbia de Alejandro Toledo. El único candidato que podía ganarle en segunda vuelta a Keiko Fujimori y a Ollanta Humala era Alejandro Toledo. Yo creo que la renuncia debió haber venido de Kuczynski quien, incentivado por un ejército virtual, se sintió en condiciones de ser presidente de la República y arruinó las posibilidades de que Alejandro Toledo pasara a la segunda vuelta.

Pero, según las encuestas, PPK estaba en subida y Toledo en bajada. ¿Eso no le daba más posibilidades al primero?
Pero en segunda vuelta ganaba Alejandro Toledo y perdía Pedro Pablo Kuczynski. No hubiera tenido tiempo para conquistar el voto rural y, por otro lado, la unión de las otras fuerzas políticas lo hubiera dejado fuera de carrera.

Entonces, para ustedes, el culpable de todo fue PPK...
Kuczynski y su promotor Alan García, que no calcularon este escenario. El doctor Alan García tiene que estar arrepentido de la decisión que tomó.