16.ENE Miércoles, 2019
Lima
Última actualización 04:28 pm
Clasificados

Grupo Colina se inspiró en servicio secreto israelí

Lunes 31 de marzo del 2008 | 12:00

En calidad de testigo, Umberto Jara rinde por segunda vez declaraciones en el proceso a Fujimori.

Compartir
En calidad de testigo, Umberto Jara rinde por segunda vez declaraciones en el proceso a Fujimori.

El Grupo Colina se inspiró en las operaciones del servicio secreto israelí Mossad para perpetrar sus crímenes en los años 90, reveló este lunes en el juicio al ex presidente Alberto Fujimori el periodista Umberto Jara, quien recogió el testimonio del jefe operativo de ese grupo.

"Para el destacamento Colina el servicio de inteligencia israelí era un modelo a seguir", dijo Jara, autor del libro Ojo por ojo, basado en las confesiones del mayor Santiago Martin Rivas, a quien se sindica como el jefe operativo de ese escuadrón de aniquilamiento, cuyo testimonio además consta en videos entregados al tribunal.

Martin Rivas, quien hizo esas confesiones en el 2003 cuando estaba en la clandestinidad, ahora -preso y enjuiciado- se ha retractado y ha señalado en el proceso a Fujimori que todo lo que dijo no era verdad.

La adopción del esquema de inteligencia del Mossad israelí se copió como parte de la aplicación en Perú de una "guerra de baja intensidad" o "guerra sucia" contra Sendero Luminoso en la década pasada bajo el gobierno de Fujimori, según Jara.

Esa guerra no convencional fue aprobada en una reunión en junio de 1991 por la alta oficialidad del Ejército en que quedó establecido que esa estrategia ilegal de combate a la subversión contaba con el firme "respaldo político" del presidente Fujimori, según dijo Martin a Jara.

En los meses siguientes a esa fecha se elaboró el plan Cipango, elaborado por Martin Rivas, que estableció la estrategia contrainsurgente que privilegiaba la eliminación física de los senderistas, luego de lo cual nació el destacamento Colina, formado por oficiales y suboficiales del ejército.

El sangriento debut de ese grupo fue el 3 de noviembre de 1991 en Barrios Altos, donde fueron asesinadas con ráfagas de metralleta quince personas, entre ellas un niño.

Durante las entrevistas que realizó Jara a Martin Rivas, este le expresó su admiración por las acciones secretas del Mossad y las ejecuciones que realizaban, sin juicio de por medio, contra criminales de guerra nazis en distintas partes del mundo tras la II Guerra Mundial.

"Esos se llamaban los vengadores y nosotros acá (en Perú) en la lucha contra Sendero Luminoso teníamos que vengar a nuestros compañeros caídos; (por eso) no había detenciones, al enemigo se le ejecutaba", fue la frase de Martin Rivas que Jara puso en conocimiento del tribunal que juzga a Fujimori.

La matanza de Barrios Altos y la registrada en la Universidad La Cantuta, en julio de 1992 -que dejó diez personas asesinadas con tiros en la nuca-, son la base para el juicio contra Fujimori, para quien la Fiscalía ha pedido 30 años de cárcel por ser autor intelectual de las mismas.

En videos entregados por el periodista al tribunal se aprecia a Martin Rivas afirmar que aparte de esos crímenes hubo otros más: "Lo que pasa es que esos dos casos trascendieron a la opinión pública y se redujo todo a esos dos casos, pero hay muchos más".

Fuente: AFP