14.NOV Miércoles, 2018
Lima
Última actualización 11:54 am
Clasificados

Más de 20 mil aymaras tomarían Puno

Lunes 30 de mayo del 2011 | 08:17

Campesinos amenazan con sitiar hoy la capital puneña en rechazo a las concesiones mineras. Conozca a Walter Aduviri, quien dirige las protestas.

Vigilia por la paz en Plaza de Armas de Puno. (América/R. Cornejo)
Compartir

Por Martín Sánchez

Al caer la tarde ayer, los pobladores de Puno se replegaron a sus casas preocupados. Otros participaron de una vigilia por la paz en la Plaza de Armas. La mayoría teme que hoy se produzcan sucesos similares a los del último jueves, cuando una turba incendió el local de aduanas. Es que, según el presidente del frente de Defensa del Medio Ambiente de la zona sur de Puno, Walter Aduviri, más de 20 mil campesinos arribarán hoy a esta urbe para rechazar los acuerdos adoptados entre las autoridades regionales y el Gobierno.

“Los pueblos aymara seguimos en huelga indefinida. Los acuerdos tomados en Lima son una mecida del Ejecutivo a nuestros funcionarios y al pueblo. No levantaremos la medida de fuerza hasta que el Gobierno promulgue los decretos supremos que establezcan la cancelación definitiva de todas las concesiones mineras y petroleras en Puno”, sostuvo Aduviri.

¿QUIÉN ES ADUVIRI? Pero, ¿quién es este personaje que ha levantado masas supuestamente en defensa del medio ambiente? Es contador y, hasta hace algún tiempo, docente de la Universidad Andina, lo cual el propio Aduviri confirmó desde Desaguadero, donde viene coordinando la marcha.

Pero, cuando le preguntamos por su militancia política, negó toda filiación con algún partido. “Eso lo puedes comprobar en la ONPE”, dijo. No obstante, la prensa local comenta que es militante del partido Raíces, opositor al actual gobierno edil de Luis Butrón.

También pudimos averiguar que, hace unos años, Aduviri promovió, a través de un comité de lucha, que la Reserva Aymara-Lupaca pierda su categoría de protegida para que los comuneros aymara que poseían predios allí pudieran aprovecharlos. El dirigente logró su objetivo a mediados de 2009, cuando el Gobierno derogó los decretos supremos 002-96-AG y 003-2006-AG, con los que se creaba la reserva. Información que también fue publicada por el diario Los Andes de Puno. Pese a estas pruebas, Aduviri lo negó todo. “Mañana (hoy) conversamos más tranquilos”, indicó y se despidió.

Tras unos meses, los dueños de las parcelas procedieron a cultivarlas y a venderlas. Gracias a una de estas transacciones es que habría llegado a la zona el proyecto minero Santa Ana. Si esto fuera así, la protesta de Aduviri resultaría contradictoria porque, por una iniciativa suya, la minera pudo instalarse en el sur de Puno.