22.MAY Martes, 2018
Lima
Última actualización 02:09 pm
Clasificados

Muere en un accidente Steve Irwin, el "cazador de cocodrilos"

Lunes 04 de septiembre del 2006 | 12:00

Compartir
SYDNEY.

El "cazador de cocodrilos" australiano Steve Irwin, conocido por sus numerosas apariciones en televisión, murió a los 44 años durante el rodaje de un documental en el mar, tras ser herido por el aguijón de una pastinaca (un pez del suborden de los ráyidos).

Según informan hoy los medios, el accidente se produjo frente a la costa noreste de Australia. Irwin fue alcanzado en el corazón y no tuvo posibilidades de sobrevivir pues sufrió una parada cardíaca, según el médico de emergencias Ed OLaughlin.

La serie de televisión "Crocodile Hunter", en la que el hiperactivo Irwin -siempre vestido con trajes color caqui- recorre la selva, tiene en todo el mundo, según sus propios datos, 500 millones de espectadores.

En cambio, en su país de origen no era tan popular como quisiera. "En mi propio país la gente piensa que soy un poco ridículo", declaró Steve Irwin en 2003 en una entrevista.

En 1991 se hizo cargo del zoológico de sus padres en la Sunshine Coast, en el estado de Queensland, y lo convirtió en una atracción turística. Tan sólo un año después comenzó a realizar su serie de televisión.

Irwin se puso en peligro por acercarse demasiado a la cola con el aguijón de la pastinaca, afirmó el realizador de documentales David Ireland. "Tienen uno o dos aguijones en la cola, que no sólo tienen veneno, sino que también actúan como una bayoneta", indicó Ireland. "Si alguno de ellos afecta algún órgano vital, el aguijón es mortal como una bayoneta".

Hace dos años Irwin protagonizó un hecho insólito al filmar una escena en la que alimentaba a un cocodrilo de cuatro metros con la mano mientras sostenía a la vez en brazos a su hijo Bob, de un mes. Incluso los fans más fieles se preguntaron si Irwin estaba en sus cabales.

Muchos se acordaron del cantante Michael Jackson, quien asomó a su bebé fuera del balcón de un hotel en Berlín. Debido a las críticas que recibió, Irwin se mantuvo durante un tiempo lejos de los focos.

Políticos australianos y empresarios del sector turístico elogiaron en cambio al "cazador de cocodrilos". Irwin aportó mucho al estado y a Australia, afirmó el primer ministro de Queensland, Peter Beattie.

"Mucha gente en todo el mundo, sobre todo jóvenes, estarán hoy muy tristes", añadió. El jefe del Consejo de Turismo, Matthew Hingerty, dijo que Irwin fue un "ícono australiano" que ha traído al país millones de dólares en ingresos por turismo, un sector que da trabajo a cientos de personas. Steve Irwin estaba casado y tiene dos hijos de tres y ocho años.

Fuente: dpa