25.FEB Domingo, 2018
Lima
Última actualización 12:58 pm
Clasificados

Toledo advierte sobre descontento social en todo Latinoamérica

Lunes 05 de julio del 2004 | 12:00

Compartir
Madrid, 5 jul (EFE).- El presidente Alejandro Toledo advirtió hoy del "creciente descontento" social en América Latina, por la falta de resultados concretos en la lucha contra la pobreza, y de las dificultades de "gobernabilidad" que genera esta situación.




"Hay un creciente divorcio entre las políticas económicas y los resultados concretos en los bolsillos del ciudadano común y corriente de a pie. Este creciente desencanto engendra problemas de gobernabilidad democrática en la región", dijo Toledo.





El mandatario pronunció una conferencia en la Universidad Complutense de Madrid, que le impuso una medalla, en el primero de sus tres días de visita de Estado a Madrid, donde fue recibido en el Palacio del Pardo por los reyes Juan Carlos y Sofía.





Toledo, acompañado por su esposa Eliane Karp, varios ministros y congresistas de su país, reflexionó sobre los retos que afrontan la región y sus dirigentes políticos, y sobre los pasos que hay que dar para que Latinoamérica se convierta en "el cóndor del mundo".





"Hemos sido buenos estudiantes en los últimos 20 años (...), pero no hemos entrado en una etapa de crecimiento sostenido", señaló Toledo, quien aludió a la "incongruencia entre las exigencias de Wall Street y los ruidos de cacerolas en las calles".


Para el presidente, "algo está sucediendo" cuando los economistas del primer mundo aplauden la políticas económicas que están aplicando Gobiernos como el suyo, pero los ciudadanos salen a protestar a las calles porque no ven mejorar sus niveles de vida.


Citó el caso de Perú, donde la economía crece a un ritmo del 4 por ciento anual, el déficit fiscal está en el 1,5 por ciento y la inflación ronda el 2 por ciento, pero no se consigue crear empleo ni que se generen suficientes ingresos para los ciudadanos.


"Si algún día vuelvo a ser inteligente y dejo la política para volver a la academia, sería un tema extraordinario", bromeó Toledo, quien consideró clave combinar la gobernabilidad democrática con "las exigencias crudas, concretas, reales de la población".


La fórmula para afrontar ese reto, argumentó, es invertir en salud y educación, y se puso como ejemplo al recordar que, gracias a poder acceder al sistema educativo, él salió de la "extrema pobreza" y tuvo el "atrevimiento" de ser presidente de su país.


"Soy la evidencia andante de lo que puede hacer la educación", dijo Toledo, quien se refirió a su caso como "un error estadístico" que le ha llevado a pagar un "precio muy alto", tener una "gran responsabilidad" y saber que está "sentenciado a no fracasar".


"Quiero ser recordado como el presidente de la educación", añadió el mandatario, al recordar que recortó un 20 por ciento los gastos militares para invertirlos en desarrollo social, pero que sigue sin ser suficiente porque "tenemos una gran escasez de recursos".


En este sentido, aludió a la gran importancia de la confianza exterior, de la que España es el principal exponente, ya que es el primer inversor extranjero en Perú con 11.000 millones de dólares.


"España juega un papel crucial. Es uno de los países con mayor nivel de cooperación con América Latina y específicamente con Perú", declaró Toledo a la prensa antes de pronunciar su conferencia.