16.JUL Lunes, 2018
Lima
Última actualización 02:09 pm
Clasificados

Google recurre a acertijos para reclutar a los mejores cerebros

Lunes 12 de julio del 2004 | 12:00

Compartir
San Francisco (EEUU), 12 jul (EFE).- El buscador de Internet Google ha optado por un singular método para elegir a los mejores talentos: una campaña de publicidad en la que anima a los aspirantes a resolver complicadas ecuaciones matemáticas.

El premio no es otro que pasar a formar parte del buscador número uno en la red, más en boga que nunca desde que anunció, a finales de abril, el pistoletazo de salida para su esperada cotización en bolsa.





Con esta iniciativa, Google demuestra ser tan poco ortodoxo en la contratación de sus empleados como en el resto de sus asuntos: el buscador colocó un gran cartel en el corazón del californiano Silicon Valley, donde están sus oficinas y las de numerosas compañías informáticas, con un complejo problema matemático.





Esta ecuación, que también ha aparecido en revistas de tecnología, da una serie de pistas para encontrar un número primo. La respuesta conduce a una página web (en la dirección de Internet 7427466391.com) donde se presenta otro acertijo matemático.





Esta peculiar "gymcana" de pistas concluye en una página de Google Labs, el departamento de investigación y desarrollo de la compañía, que contiene el mensaje: "algo que aprendimos mientras diseñábamos Google es que es más fácil encontrar lo que estás buscando si ese algo te está buscando a ti. Lo que estamos buscando son los mejores ingenieros en el mundo. Y aquí estás tú".





"Como te puedes imaginar", continúa el mensaje, "nos llegan muchos currículos cada día, así que hemos desarrollado este pequeño método para aliviarlo".





Según aseguran quienes han pasado por el proceso de selección, el buscador es muy cuidadoso al contratar a su personal.





En los dos últimos años, Google ha organizado concursos de programación para hacerse con jóvenes talentos, y también está muy atento a la cercana Universidad de Stanford, donde estudiaron sus fundadores, Larry Page y Sergey Brin, de 31 y 30 años, que crearon el buscador en un garaje de Menlo Park en 1998.





Los más empollones ciertamente tienen motivos para dejarse las pestañas con las ecuaciones matemáticas.





Buena parte de sus 1.900 empleados se llenarán los bolsillos con la salida a bolsa, ya que se estima que creará beneficios sobre el papel de 11.000 millones de dólares para los fundadores, algunos inversores, socios y empleados, según un análisis del periódico "San José Mercury News".





La salida al mercado de Google sobrepasa a buena parte de las operaciones recientes en la historia del valle ya que, para empezar, recogerá 2.700 millones de dólares en la oferta pública inicial, una cantidad récord.





Los analistas creen que los beneficios para los fundadores de Google también serán mucho más abultados que los de otras sonadas salidas a bolsa, como la de Netscape o la de la web de subastas en internet eBay.





Al margen de la cuestión pecuniaria, Google necesita de los mejores talentos para despistar a sus numerosos enemigos, que le siguen los talones.





Poco después de lanzar en pruebas "Gmail", un potente servicio de correo electrónico con el que dejó anonadados a los expertos, Yahoo anunció importantes mejoras en su e-mail, y Hotmail, de Microsoft, ya ha informado de que se dispone a hacer lo mismo a lo largo de los próximos meses.





Esta última compañía, además, lanzó a primeros de julio una versión renovada de su buscador MSN que parece un clon de Google, lo que ha dado pie a más de un experto a recordar que los grandes éxitos del gigante informático siempre se basan en productos inventados por otras compañías.





Entre ellos se encuentra el sistema operativo Windows (que se basa en el de Macintosh), su Internet Explorer ("inspirado" en el Navigator de Netscape) y el Pocket PC (a partir de PalmPilot).





Por eso, Google tendrá que hilar muy fino si no quiere que su gran rival se le eche encima. EFE