24.ABR Miércoles, 2019
Lima
Última actualización 04:28 pm
Clasificados

Cuidado, no pierdas tu crédito hipotecario

Viernes 01 de abril del 2011 | 07:17

El atraso en el pago de las cuotas no solo acarrea el pago de una mora y comisiones de cobranza, también podría causar la anulación del préstamo.

Compartir

Por Alicce Cabanillas

“Si estamos interesados en comprar un departamento no solo debemos fijarnos en el precio y la tasa de interés. De acuerdo con nuestro ingreso mensual, tendremos un crédito aprobado para un determinado número de años. Por eso, es importante que la cuota del crédito calce con nuestra capacidad de pago”, advierte el economista Juan Carlos Ocampo.

Dicha capacidad de pago no solo debe verse en el presente, debemos proyectarla en los 10, 15 o 20 años en los que planeamos cancelar el total del préstamo; de lo contrario, ante una eventualidad que impida el pago puntual de la obligación podría generar la pérdida de la hipoteca.

El tiempo de atraso que se toma en cuenta para proceder al embargo dependerá de la entidad financiera. Entre los bancos con mayor colocación de este tipo de préstamos, la tolerancia no supera el mes.

Patricia Foster, gerente del Área de Experiencia del Cliente del Banco de Crédito, explica que “cuando un cliente no paga la cuota de su crédito entra en mora, luego se inicia el proceso de cobranza, finalmente el cliente tiene la oportunidad de refinanciar su deuda en cualquier momento durante los 90 primeros días de atraso”. En el último año, el 99.9% de los préstamos para vivienda en mora pudo ser refinanciado, explica.

HAY QUE RENEGOCIAR. En Scotiabank, “sugerimos al cliente evaluar alternativas; pero si el incumplimiento persiste, se agotan todas las gestiones de cobranza; mientras, se renegocian las condiciones de la deuda”, detalla Noemí Vargas, jefe de producto hipotecario de la citada entidad.

En este banco, comenta, muchos de los prestatarios cuentan con un seguro de desempleo, que cubre hasta cuatro cuotas por una ocurrencia anual de desempleo o invalidez temporal. Adquirir un producto de estos podría ayudar a reducir el riesgo de pérdida de la vivienda y aminora los costos por mora.

A los clientes que descuiden el pago de sus préstamos y tarjetas y pierdan la calificación de ‘Normal’ en el sistema les será difícil lograr una prórroga cuando no puedan cumplir con una cuota hipotecaria, advierte Ocampo.