17.JUN Lunes, 2019
Lima
Última actualización 04:28 pm
Clasificados

Sex Pistols, Blondie y Black Sabbath sacudieron el Salón de la Fama en EEUU

Martes 14 de marzo del 2006 | 12:00

Compartir
Los Sex Pistols, fieles a su postura rebelde punk que considera que el Salón de la Fama es el "lugar donde los viejos rockeros van a morir", declinaron la invitación para recibir su premio.

Con una redacción infantil, la carta, leída por el fundador de la revista Rolling Stone, Jann Wenner, compara al Salón, donde The Beatles se codean con Elvis Presley y Chuck Berry, con la "orina en el vino".

A pesar de todo, Wenner invitó al grupo británico a recoger sus premios en el museo del rock en Cleveland (Ohio, norte). "Si quieren romperlo, en pedazos, también pueden hacerlo".

Con los Sex Pistols al Salón de la Fama, la música punk está representada ahora por sus bandas más ilustres, tras el ingreso de The Clash en 2003 y The Ramones en 2002.

El grupo estadounidense Blondie no se quedó atrás a la hora de escandalizar y mostró que el tiempo no cura las heridas cuando dos antiguos miembros del grupo reprocharon a los nuevos integrantes su decisión de no dejarlos tocar con ellos.

Mientras recibían sus estatuillas, el ex guitarrista Frank Infante preguntó a la líder Deborah Harry: "¿Podemos tocar?".

"¿No ves que mi grupo está allí?", contestó la cantante antes de que Infante replicara, antes de abandonar ruidosamente el escenario: "Creía que era Blondie el que estaba siendo premiado".

Sin Infante, Blondie interpretó tres de sus grandes éxitos: "Rapture," "Call Me" y "Heart of Glass".

El grupo británico de heavy metal Black Sabbath, cuyos integrantes criticaron durante años el Salón de la Fama por no premiarlos, sí apareció en la ceremonia.

Ozzy Osbourne, líder de la banda formada en Birmingham en 1968, pronunció unas breves palabras de agradecimiento, antes de dejar en manos del grupo estadounidense Metallica sus satánicas y apocalípticas melodías.

Una última controversia este año involucró al legendario trompetista de jazz estadounidense Miles Davis, fallecido en 1991, cuya obra fue recompensada por su fusión de jazz con rock and roll, soul, funk y hip hop.

El lunes, el diario The New York Times se sorprendió de ver a una "leyenda del jazz" representado como una estrella del rock. "Esto parece primero provocador y después carente de sentido", escribió Ben Ratliff en su columna, agregando que esta elección estaba lejos de ser unánime entre los votantes.

Sin polémica alguna, Herb Alpert y Jerry Moss, fundadores del sello discográfico A and M creado en 1962 en Los Angeles, también fueron premiados por su carrera, durante la cual "firmaron" con grandes como Joe Jackson, The Police y Supertramp.

La ceremonia también rindió homenaje a Wilson Pickett, una legenda del soul, y finalizó con un tono más de consenso gracias a un pequeño concierto en recuerdo de las víctimas de las inundaciones en Nueva Orleans a fines de agosto, entre las cuales se encontraban músicos como Elvis Costello, Allen Toussaint y Robbie Robertson.

La condición para el ingreso de una banda o músico en el Salón es que hayan pasado 25 años desde la publicación de su primer disco.

Otros miembros ilustres son Eric Clapton, James Taylor, Tom Petty, Prince, George Harrison, Chuck Berry, Fats Domino, Elvis Presley, Bob Dylan, The Beatles, Cream, Bruce Springsteen, Queen y The Rolling Stones.