10.DIC Lunes, 2018
Lima
Última actualización 03:07 pm
Clasificados

Toledo: un gobierno de etiqueta negra

Jueves 03 de marzo del 2011 | 07:01

Según documentos, Palacio de Gobierno compró más de 1,750 botellas de Johnnie Walker en la gestión del hoy candidato de Perú Posible.

¿Para quién se habrá comprado botellas si Toledo dijo que solo toma vino? (USI)
Compartir

Por Carlos Castillo

El consumo de bebidas alcohólicas durante el gobierno de Alejandro Toledo ha sido materia de comentarios, chismes y anécdotas en los últimos años, pero muy pocas veces se ha tratado el tema con cifras concretas. En la presente nota, Perú.21 examina algunos gastos que se pueden considerar innecesarios y dan la sensación de frivolidad en la administración del país, especialmente por la compra de buenos lotes de un fino licor.

Esta información se desprende de órdenes de compras y facturas a las que accedió este diario. Palacio de Gobierno adquirió para el Despacho Presidencial 1,753 botellas de whisky Johnnie Walker etiqueta negra en los 1,826 días que duró el gobierno de la chakana. A simple cálculo, estas compras fueron a razón de 350 por año, 29 por mes y casi una botella por día, y eso sin tomar en cuenta los días que el exmandatario estuvo fuera del país.

Si bien es cierto que ya se ha informado que en el gobierno de Toledo se compró licores por más de 540 mil soles, lo que no se había detallado era cuánto de esas adquisiciones correspondía a botellas de Johnnie Walker etiqueta negra. El análisis de las facturas permite detectar que, por lo menos, en cada una de las compras de licor se incluía esta bebida.

Por citar algunos ejemplos de esta información basada en documentos oficiales, en la factura del 13 de agosto de 2002 se adquirieron 120 botellas de este whisky a Bar Market EIRL, según factura #001-19917. De acuerdo con la información proporcionada, ese año fue el de mayor compra de Johnnie Walker etiqueta negra. En total fueron 615 botellas.

Lo que llama la atención es que el hoy candidato presidencial señaló hace poco, en entrevista al programa Prensa libre, que solo gusta dos o tres copas de vino por semana. La pregunta cae por su peso: ¿Para quién era el whisky que compraba Palacio de Gobierno?

‘DOLCE VITA’. Pero la revisión no solo ha incluido las compras de whisky. El presidente Toledo y su comitiva no solo gustaban de los viajes al exterior sino de salir a comer a restaurantes fuera de Palacio de Gobierno y esto costó S/.417 mil.

Las facturas emitidas con la denominación “por consumo” son de reconocidos restaurantes, pero también otros que llaman acuriosidad, como S/.3,467 que por el mismo concepto se le pagó al Bar Peña ‘Calienta Negros’, en Ilo, el 3 de agosto de 2004. En este punto tome nota también de los consumos de “19 tragos Presidente” y de “combos fajita” en el Chili’s Bar & Grill.

La buena vida implicaba no solo el trago y la comida sino también la música. Así, en las cuentas de Palacio figuran también los gastos por las presentaciones en el Gran Comedor del Dúo Gaitán Castro, que no bajaban de US$2,000, y el alquiler de un piano de media cola por S/.2,030, la contratación de un servicio de coreografía y danzas por S/.8,108 y el show artístico de la Asociación Brisas del Titicaca por S/.3,200.

Algunas de estas compras fueron autorizadas por el exjefe de la Casa Militar Gral. César Reynoso, quien llegó a ser comandante general del Ejército. Adicionalmente, existen facturas que confirman las compras de finos perfumes para uso del entonces mandatario. Fragancias de Hugo Boss, Paco Rabanne, Pierre Cardin, entre otros, entraron en las adquisiciones palaciegas que, en ese entonces, el presidente consideró indispensables.