18.JUN Martes, 2019
Lima
Última actualización 04:28 pm
Clasificados

Quince cadáveres de niños hallados en posible caso de tráfico de órganos.

Viernes 29 de diciembre del 2006 | 12:00

Compartir
NUEVA DELHI.

Los cadáveres de al menos 15 niños han sido descubiertos hoy en el patio de una vivienda de Noida, una ciudad cercana a Nueva Delhi, en un posible caso de tráfico de órganos por el que la Policía ya ha detenido a dos personas.

Los detenidos son el dueño de la vivienda, un empresario de la ciudad de Noida, y un empleado de la casa que se ha confesado culpable de abusar sexualmente y asesinar a seis de los menores, según fuentes policiales citadas por la cadena de televisión local NDTV.

En el último año, se habían registrado hasta 38 desapariciones de niños en Noida, una localidad industrial que forma parte de la conurbación de la gran Nueva Delhi.

El hallazgo de cadáveres y restos mortales, algunos ya sólo esqueletos, ha indignado a la población, por lo que los policías tuvieron que desplegar agentes adicionales para contener posibles brotes de violencia mientras proseguían con la exhumación, en la que utilizaron una excavadora.

Los restos fueron encontrados en sacos enterrados en una zona de desagüe del patio de la casa del industrial, que había sido detenido durante la investigación por la desaparición de una niña llamada Payal.

La Policía pudo descubrir al autor confeso de los crímenes porque, tras matar presuntamente a Payal, se quedó con su teléfono móvil y lo utilizó, por lo que los agentes dieron con él rastreando sus llamadas.

La madre de Payal se personó hoy en el lugar donde se encontraron los cadáveres con gestos de gran dolor, según las imágenes ofrecidas por la NDTV, que mostraban también a cientos de personas arremolinadas, algunas de las cuales lanzaron piedras a la casa y trataron de entrar en ella.

El principal sospechoso es un empleado del hogar llamado Satish, alias Surinder, al que la Policía describió como "mentalmente enfermo", y que ha confesado haber matado a seis niños tras "atraerlos con chocolate" y abusar sexualmente de ellos.

Otras personas que se encontraban en la vivienda en el momento de producirse los dos arrestos fueron interrogadas.

También está siendo interrogando el vecino de la casa contigua, ya que su dueño estuvo implicado hace unos meses en un caso de tráfico de órganos y la Policía sospecha que puede estar relacionado con el suceso.

Según la Policía, los restos de 15 niños estaban enterrados en el patio, mientras en el interior de la casa había otro cadáver, de un niño de entre ocho y diez años, además de ropas infantiles.

Los agentes esperan encontrar más cadáveres en la fosa descubierta y han extendido las excavaciones a la casa contigua.

Fuente: EFE