22.JUL Lunes, 2019
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Fidel Castro encabeza una gran marcha antiestadounidense en La Habana

Martes 24 de enero del 2006 | 12:00

Compartir
La marcha se realizó para protestar por la posible liberación del anticastrista y ex agente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) Luis Posada Carriles, detenido por las autoridades migratorias en Estados Unidos, y para responder a las "últimas provocaciones" de Washington.

En una breve alocución, antes del inicio de la protesta de más de siete horas, Castro renovó sus duras descalificaciones contra el gobierno de George W. Bush, y el jefe de la SINA, Michael Parmly, a quien considera un "idiota, bandido y tipejo".

Nuevamente el gobernante del único país socialista del hemisferio occidental denunció que una pantalla gigante colocada en la SINA, que comenzó esta semana a emitir mensajes informativos y artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, "tiene un carácter provocativo".

Coincidiendo con el discurso de Castro, la SINA encendió la pantalla electrónica instalada en el quinto piso de su edificio de seis, frente a la avenida del Malecón y a unos 100 metros de donde se realizaba el acto.

Ya encendieron el cartelito, qué valientes son las cucarachas", dijo Castro, quien se situó en la Tribuna Antimperialista "José Martí", frente a la sede diplomática estadounidense, para observar la "marcha del pueblo combatiente".

Posada Carriles, considerado por Cuba el "Bin Laden del hemisferio occidental", fue detenido el año pasado en El Paso, Texas, por ingresar ilegalmente a Estados Unidos.

Está acusado de numerosos ataques, entre ellos uno contra un avión civil cubano en 1976, donde murieron sus 73 pasajeros, y de varias acciones con bombas contra hoteles en La Habana en 1997, que ocasionaron un muerto y una decena de heridos.

Castro, vestido con su tradicional uniforme verde olivo, encabezó y cerró el desfile junto a la estatua del héroe independentista José Martí, en la Tribuna Antimperialista, acompañado por niños del grupo de "pioneros" y jóvenes estudiantes.

"Observaré esta marcha junto a los ardientes pioneros y estudiantes que alientan a nuestro valiente y combativo pueblo, que marchará hoy ante esta pérfida y provocadora oficina", dijo el presidente cubano en su breve discurso, en la primera marcha frente a la sede diplomática de Washington desde el 17 de mayo de 2005.

Tras escucharse el himno nacional se inició el desfile, encabezado también por los más altos dirigentes gubernamentales, políticos y estatales cubanos, junto con el dirigente sandinista nicaragüense, Daniel Ortega, y el diputado y escritor argentino Miguel Bonasso.

Los asistentes, en su mayoría con camisetas rojas, desfilaron mientras un grupo de jóvenes lanzaba lemas revolucionarios y antiestadounidenses.

Los participantes enarbolaron enormes carteles contra el presidente estadunidense, contra Posada Carriles y contra el jefe de la SINA y agitaban pequeñas banderitas, mientras coreaban consignas como "Bush, fascista, tú eres terrorista", "con la verdad, Cuba triunfará", "abajo los cartelitos, abajo los luminicos" y "para lo que sea Fidel, para lo que sea".

En su intervención, Castro denunció que Washington "ha fracasado totalmente en aislar a Cuba", "se propone violar abiertamente los Acuerdos Migratorios", "forzar una ruptura de los actuales vínculos mínimos con Cuba" y "busca también cortar cortar las importaciones cubanas en alimentos de Estados Unidos".