10.DIC Lunes, 2018
Lima
Última actualización 03:07 pm
Clasificados

Lima: la informalidad en tres ruedas

Domingo 21 de noviembre del 2010 | 07:01

En la capital hay 60 mil mototaxis no registrados por la falta de fiscalización. Proponen cambios en el reglamento.

Las mototaxis han invadido los conos de Lima. (USI)
Compartir

Por Sofía Pichihua Vegas

Margarita, de 53 años, se sube diariamente a un mototaxi. Ese vehículo le ofrece, por solo S/.1.50, trasladarla desde su vivienda –en Pamplona Baja– al mercado más cercano, ubicado en el cruce de las avenidas San Juan y Los Héroes, en San Juan de Miraflores. En esa zona, los mototaxis se enfrentan a vehículos que pesan 10 veces más que ellos.

A pesar de que la norma de tránsito prohíbe que estas unidades recorran vías metropolitanas y de circulación rápida, se puede ver en la Carretera Central mototaxis entre camiones y buses interprovinciales. Lo mismo se repite en las avenidas El Sol o Revolución, en Villa El Salvador; Chancas de Andahuaylas, en Santa Anita, o a lo largo de la avenida Universitaria.

Según el Consejo de Transporte de Lima y Callao (CTLC), hasta 2007, en 39, de los 49 distritos que hay en Lima y Callao, se brinda este servicio. Sin embargo, no todas estas unidades, que son aproximadamente 100 mil, están registradas. El presidente de la Confederación de Transportistas de Vehículos Menores, Manuel Álvarez, asegura que solo 40 mil mototaxis circulan formalmente.

“Algunas municipalidades no cuentan con un registro y las que lo tienen no controlan a los conductores informales”, advierte. Al menos, 60 mil mototaxis son informales.

El estudio del Consejo de Transporte de Lima y Callao detectó que algunos mototaxistas circulan por distritos donde no están autorizados para trabajar. Por ejemplo, en La Molina y en San Luis no se ha registrado formalmente a ninguna empresa de transporte menor, pero más de 100 vehículos se movilizan por las avenidas de esos distritos.

Otro problema que persiste es que, de las 314 zonas de trabajo que existen, en unas 86 hay más de una empresa trabajando. “No es posible que algunos alcaldes hayan ofrecido dar autorización a los mototaxis informales cuando ya no hay espacio”, manifiesta Álvarez.

El dirigente admite que no todos los transportistas acuden a las revisiones técnicas anuales. Según el CTLC, la mayoría de vehículos tiene entre ocho y diez años de antigüedad.

NUEVO REGLAMENTO. Para controlar este caos, Álvarez afirma que se están reuniendo con representantes del Ministerio de Transportes con el objetivo de actualizar la normativa vigente.

Una de las exigencias causará polémica. “Estamos pidiendo la renovación automática por silencio administrativo positivo o la extensión del convenio a un mayor período, como otras unidades de transporte público”, señaló. Actualmente, las compañías deben solicitar autorización de circulación cada tres años.

Los representantes de los mototaxistas también proponen participar de las decisiones que toman las comisiones mixtas de cada distrito. Con el propósito de evitar la informalidad, piden que las empresas de transporte presenten su estatuto cada vez que lo actualicen. ¿Será esto suficiente?