24.ABR Martes, 2018
Lima
Última actualización 02:09 pm
Clasificados

Delgado Parker retomó sede de Panamericana en manos de Schütz

Viernes 18 de junio del 2004 | 12:00

Compartir
Ver video

18 junio (Peru21.com).- El empresario de televisión Genaro Delgado Parker retomó el local de Panamericana Televisión, ubicado en la cuadra 11 de la avenida Arequipa, el cual se encontraba en manos del hijo del prófugo de la justicia Ernesto Schütz Landázuri.

Un grueso contingente policial apoyó al controvertido broadcaster quien, con orden judicial en mano, pudo reingresar a esta sede luego de varios meses de haber sido desalojado de la misma manera. Gente de malvivir que acompañó a Delgado Parker robó los implementos de algunos periodistas que acudieron a cubrir el hecho.





Por la mañana, efectivos de la Unidad de Servicios Especiales (USE) llegaron con los representantes de Delgado Parker para proceder al decerraje del local. Fernando Viaña, director de prensa del grupo Schütz, no puso mayor resistencia ante la medida de fuerza, pese a que horas antes había asegurado que no iba a entregar la sede y que iba a hacer valer sus derechos.





De la misma forma, el equipo de seguridad que resguardaba las instalaciones, y que se pensaba iba a enfrentar a la policía no tomó ninguna medida de fuerza, probablemente porque era imposible que resultaran victoriosos por su reducido número.





A su salida, Viaña declaró a la prensa y acusó directamente al presidente Alejandro Toledo de ser el autor intelectual del hecho, al que calificó como una violación de sus derechos de propiedad y de los del empresario Ernesto Schütz, hoy prófugo de la justicia. Asimismo, prometió que retornaría para tomar posesión del canal y aseguró que la medida cautelar que favorece a Delgado Parker fue comprada por 50 mil dólares.





"Las órdenes han sido dadas desde Palacio de Gobierno. (.) El especialista (representante del Poder Judicial) me amenazó con meterme preso y yo le pregunté al coronel y el coronel y todos los oficiales miraron para arriba", dijo Viaña y aclaró que "fuentes de altísimo nivel" le comunicaron con anticipación de la orden de Toledo.





Viaña se dirigió directamente al presidente y le aseguró públicamente que, así como lo ayudó a llegar a la presidencia de la República, "voy a ser el primero en colocarme para sacarte porque eres un presidente indigno, un hombre que ha mancillado la bandera peruana".








"Es un delito que no le voy a perdonar a Alejandro jamás", agregó más adelante. "Pero les prometo que voy a regresar nuevamente a Panamericana Televisión y les agradezco por la cobertura, porque de no haber sido porque ustedes estaban acá, nos sacaban a la fuerza. La orden era meternos presos luego de apalearnos".