18.JUL Jueves, 2019
Lima
Última actualización 04:28 pm
Clasificados

Cajamarca tiene mucho que ofrecer

Sábado 23 de octubre del 2010 | 09:12

Si buscas nuevas experiencias y quieres conocer un poco más del pasado y tener contacto con la naturaleza, aquí encontrarás una buena opción.

Si vas para Cajamarca, busca a los talladores de piedra en Huambucancha Alta. (USI)
Compartir

Por Elena Miranda

Cajamarca tiene mucho que ofrecer a los visitantes, además de los circuitos turísticos tradicionales. Entre los nuevos atractivos que se están promoviendo destacan las más de mil ventanillas de Combayo, un cementerio preínca construido en la falda de una montaña, en el distrito de La Encañada, a 25 kilómetros de la capital cajamarquina.

En la ruta a Combayo puede hacer una caminata de una hora para visitar el cañón de Sangal, donde habitan más de 72 tipos de aves, entre las cuales destaca el colibrí cometa ventrigris, rara especie que solo vive en esta zona, donde hay aproximadamente 600 ejemplares. Aquí también reina el águila andina.

Si quiere llevarse un recuerdo imperecedero de Cajamarca, busque a los talladores de piedra o picapedreros en Huambucancha Alta, a la altura del km 8 1/2 de la carretera a Bambamarca o a la mina Yanacocha. Allí encontrará a la familia Terán, cuyos integrantes transforman la piedra, el mármol y el granito en obras de arte, como piezas de ajedrez, piletas y figuras humanas y de animales.

GRANDES TESOROS. Si sigue por esta carretera, recientemente asfaltada, llegará a La Conga, en la provincia de San Pablo. Allí se ubica el museo de Kuntur Wasi y, al costado, el cerro La Copa, donde hay un gran centro ceremonial de más de tres mil años de antigüedad, de la cultura Cupisnique. Puede apreciar orejeras, coronas, aretes y máscaras de oro, además de los monolitos ubicados en el mismo complejo arqueológico.

De retorno, pase por la Granja Porcón, donde, además de disfrutar de la naturaleza, puede visitar el zoológico, comprar productos lácteos, ver los talleres artesanales y comer platos a base de hongos o de truchas.

Finalmente, en la misma ciudad, además de visitar el cuarto del rescate del inca Atahualpa, el complejo Belén y el mirador de Santa Apolonia, no deje de ir al barrio de San Pedro para degustar dulces típicos de la región.